Skip to main content

Un salto necesario para los países latinos en el UFC

En
este Mes de la Herencia Hispana en
Estados Unidos y, en medio del tremendo auge del UFC y de las Artes Marciales
Mixtas (MMA por sus siglas en inglés)
, no hay dudas que el aporte hispano
es y ha sido bien grande, aunque tampoco hay dudas que falta mucho por recorrer
en este deporte en nuestros países de América
Latina
para dar un salto cualitativo y cuantitativo.

Hector LombardBrasil es la excepción con toda la tradición
de MMA que han tenido y la cantidad
de figuras de este país que han brillado es impresionante. Con sólo mencionar
el nombre de Anderson Silva, actual
campeón mediano del UFC, no hay que
decir nada más.

Pero
en los demás países de Sudamérica el desarrollo de este deporte no ha estado a
la altura del gigante brasileño y, por ende, no hay figuras que sobresalgan y
que atraigan la atención de los fans de las MMA.

Argentina, con la gran tradición que tiene en
el boxeo, y otros países como Colombia,
Ecuador, Uruguay y Chile, entre
otros, son grandes exportadores de futbolistas y ocasionalmente consiguen
medallas en los Juegos Olímpicos. Venezuela
da grandes peloteros y recién ahora comienza a destacarse en el fútbol. Esto,
para apenas mencionar algunos países que se han destacado en los deportes.

Pero
en las MMA no ha sido así. Pensar
que los peleadores sigan el mismo camino que los luchadores en Estados Unidos es algo que no va a
ocurrir porque el desarrollo de la lucha olímpica en las universidades y high schools
en el país del norte es algo impensable para México, centro y  sudamericanos.

Creo
que la mejor manera de que se desarrolle el deporte en estas tierras es
siguiendo los pasos de Brasil, con academias por todo el país y seguir sacando
ventaja de la popularidad del UFC y
de eventos como el que viene en octubre en Rio de Janeiro, el UFC 153. Está claro que en la medida
que se destacan los peleadores de esos países es más fácil promover el deporte.
Pero esto es un proceso que va paso a paso. En Argentina, México, Ecuador por ejemplo
hemos estado viendo muy buena respuesta de la gente a los eventos por
televisión.

En el
caso de Cuba, el mejor de
Latinoamérica en deportes olímpicos, sólo es cuestión de tiempo y de alguna que
otra apertura política, para que los luchadores, karatecas, judocas y otros
atletas que se destacan en deportes de combate pasen a las MMA. Héctor Lombard es
el primer ejemplo de esto.

Y México, con su gran tradición en el
boxeo y su cercanía a Estados Unidos, no se escapa de la popularidad de las MMA. Caín Velásquez, el guerrero hijo de inmigrantes mexicanos, es uno
que ha sembrado la semilla del deporte. Otro es Erik “Goyito” Pérez, un regiomontano que ya compite en el UFC.

La
fortaleza deportiva de los mexicanos debe decir presente en un futuro cercano,
sobre todo si el boxeo sigue perdiendo la batalla con el UFC. Debo recordar que en general los mexicanos se destacan más en
deportes individuales que colectivos y el ejemplo de Brasil podría ser el
camino a seguir.

Señoras
y señores, preparemos nuestro diccionario de palabras en español, que los
peleadores nuestros ya han llegado al UFC
y lo van a seguir haciendo. Pónganle el cuño.

Me
puedes seguir en twitter en @vikingomartell