Skip to main content

UFC 159: El Gangster Americano contra todo pronóstico

La espera ha llegado a su fin y ya comenzamos a
palpitar el evento más destacado del año, el UFC 159 que tendrá lugar este
sábado 27 de abril desde el Prudential Center de Newark, New Jersey.  

El
campeón de los semicompletos, Jon
“Bones” Jones
  busca defender su
título por 5ta ocasión frente al retador, Chael
Sonnen
, un hombre que no necesita introducción.

Hablar
de merecimientos parece algo trillado a esta altura. Es un hecho consumado que
Chael Sonnen será quien espere en un rincón del octágono a la máxima estrella
que tiene hoy la división de los semicompletos. El “Gangster Americano” está
hecho a la medida de estos  grandes
combates, donde generalmente vemos su mejor versión:

“Yo
no busco las peleas por el título, ellas me buscan a mí. Tampoco persigo las
peleas de fondo,  ellas me persiguen a
mí. Si lo merezco o no…no sé. Soy un republicano, yo no hablo en esos términos.
Tomo lo que quiero y eso es todo” señala el hombre más polémico del UFC.

No
es muy habitual que a cuatro días de un combate, Chael Sonnen resalte las
bondades de su rival como si fuese uno de sus máximos admiradores. Estas no
fueron las mismas palabras que utilizó cuando Jones rechazó el desafío que
terminó en la cancelación del primer evento en la historia del UFC (UFC 151).
El haber compartido la casa de TUF
(The Ultimate Fighter por sus siglas en inglés) como entrenadores rivales, los
ha acercado, contrariamente a lo que cualquiera hubiese imaginado:

“Mi
percepción sobre Jon cambió a los 30 segundos de haber entrado al show. Es un
tipo muy agradable. Escucho que la gente lo insulta mucho, y pienso….espera un
segundo, este chico es el campeón del mundo y consiguió el sueño de muchos. La
gente debería copiarlo en vez de tratar de corregirlo. Jon es un entrenador
serio y cuidó a su equipo, inspirando a varios muchachos que realmente lo
necesitaban” señala Chael en relación a su rival.

Sin
más preámbulo, analicemos la actualidad de ambos peleadores. Jon Jones es un
campeón consolidado que busca igualar la marca de Tito Ortiz, con 5 defensas del cinturón.  El campeón posee el récord de mayor cantidad
de victorias consecutivas (8) en las 205lbs, junto con Lyoto Machida. Chael Sonnen será el primer rival que enfrenta en
casi dos años, que nunca ha ganado un título en el UFC.  Sus estadísticas no dejan de asombrar y hay
una que llama poderosamente la atención de cara a este encuentro.  Jon ha defendido el 100% de los derribos en
su carrera en el UFC. Sonnen, un luchador que basa su ataque en los derribos,
chocará frente a una pared de concreto que aún no ha sido vulnerada. El
veterano miembro del Team Quest
tiene como último registro la segunda derrota frente a su verdugo y monarca de
las 185lbs, Anderson Silva. Chael
vuelve a pelear en las 205lbs tras seis años de competir en otra categoría
enfrentando a un rival de mayor talla y envergadura. Chael tiene alguna chance
de ganar, siempre y cuando logre acortar la brecha, amarrar y derribar con
alguna barrida a pierna. Sus posibilidades disminuyen considerablemente en la
distancia de striking, lugar donde su rival se hace más fuerte. El favoritismo
está del lado del campeón pero nada está dicho hasta la chicharra final y
Sonnen lo sabe muy bien.