Skip to main content

UFC 149: ¿Decepción de Lombard?

¿Se puede hablar
de una decepción del cubano Hector Lombard en su debut este pasado sábado en
UFC 149, donde conocimos al nuevo campeón interino peso gallo el brasileño
Renan Barao?

El cubano perdió
en su debut, en una decisión dividida contra Tim Boetsch, quien se mantiene
invicto desde que cambió a peso medio; y aunque muchos vieron mal esa decisión,
lo cierto es que ambos dejaron mucho que desear en ofensividad, y por lo mismo
dejaron todo en manos de los jueces. Lombard había destacado por su agresividad
y efectividad en su larga carrera, se llegó a rumorar la posibilidad de
ofrecerle directamente una pelea contra Anderson Silva si su debut era así. En
fin, y por ello, ¿podemos calificar de decepción esto?

Por supuesto,
sobre todo cuando consideramos cómo y por qué llegó al UFC. Como una
superestrella, dominante, avasallador, con un record de victorias
impresionante. Y es que no es fácil ser un peleador nuestro. Se debe entrenar,
siempre, todo el tiempo posible. Y vean los comentarios de los peleadores en
nuestros videos, no es algo que disfruten particularmente. La pasión que todos
ellos tienen por las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés) es
indudable, pero ello no significa que disfruten dolorosos y agotadores
entrenamientos. Requieren de una fortaleza mental muy sólida. Todo eso más sus
responsabilidades en promoción y relaciones públicas. Estos atletas son una
élite.

Lombard vino así al
UFC como una promesa inmediata, con un record impactante. Y se enfrentó con
quien a pesar de ser un duro peleador, no figura todavía como un serio
aspirante, y de hecho en esta pelea aunque levantó el brazo, Boetsch tampoco
lució.

Por ello la
expectativa y por supuesto por la categoría. Anderson Silva ha limpiado las 185
libras, muchos ven cercano su retiro y muchos también lo ven yéndose invicto.
Lombard fue traído por su competitividad, representaba en el papel la
oportunidad de un nuevo y real reto para el mejor campeón y peleador del UFC
actualmente.

Y era muy viable.
Muchos han venido siendo antes campeones de otras ligas para ganarse un lugar
en UFC. Hace poco Dan Henderson regresó como campeón peso semi completo de
Strikeforce para dar una de las mejores peleas de la historia y vencer a la
también leyenda Shogun Rua, ahora su siguiente pelea es contra el joven campeón
Jon Jones. Alistar Overeem llegó y fue puesto a prueba con Brock Lesnar, al
vencerlo su pelea titular fue programada (aunque luego cancelada por no obtener
su licencia ante la comisión estatal). Nick Diaz también pasó por eso dejando a
un lado su cinturón de Strikeforce, derrotó a BJ Penn y luego tuvo su opción
por el del UFC. Esta era la posición de Lombard, y no, no demostró ser digno
rival de quien ha mostrado ser un fenómeno.

Evidentemente no
podemos ver un Silva-Lombard a continuación, sobre todo tras el trabajo que han
hecho Chris Weidman, Luke Rockhold, Chael Sonnen, Mark Munoz, teniendo en
puerta Stann-Bisping. Cierto, Anderson Silva ha limpiado la división, pero ello
sólo lo hace un platillo más suculento para quienes ansían vestir su oro.

Por ello lo más
importante hoy es ¿qué hacer ante este fracaso? Como buen peleador de UFC
Lombard debe regresar, mucho mejor esta vez. Esta derrota es sólo una
motivación extra ante las que ya tenía. ¿Su futuro? No lo sabemos, deberá ser
puesto a prueba, también es cierto que por una derrota (y dudosa por decisión
dividida) no puede eliminarse sus anteriores victorias, quizá sea puesto para
enfrentar a un también perdedor en Mark Munoz, para ambos ganar sería volver a
la fila de aspirantes. Quizá contra el mismo Weidman si no es puesto ya contra
Silva. Hay mucho que podamos especular, la opción como siempre quedará en manos
de Joe Silva, pero sin duda quien sea, debe ser la próxima pelea más importante
en la carrera de Hector Lombard. Aún queremos verlo, y espectacular, demoledor
y poderoso. Ojalá así regrese.