Skip to main content

UFC 146: Antonio Silva, el gigante brasileño

Antonio “Pezao” Silva hará su debut en el
octágono el próximo sábado 26 de mayo
en la pelea co estelar del UFC 146 frente
a Caín Velásquez en un combate que
promete ser de los más atractivos de la velada. El brasileño, quien tiene
grandes historias en otras empresas de Artes Marciales Mixtas, buscará imponer
su juego y situarse en los escalones más altos de la máxima categoría.

Superando
el metro noventa en estatura y pesando 120 kilos un peleador nunca puede pasar
desapercibido. Si a eso le sumamos que de 19
combates
como profesional de los cuales ganó 16 y 14 de ellos
han sido antes del límite, nos damos
cuenta que Antonio Silva es una de las mayores adquisiciones de los pesos
pesados en los últimos tiempos.

Sumando
todas sus características físicas uno puede pensar que es un poco lento en sus
movimientos, pero esa afirmación está muy alejada de la realidad. Silva sabe
controlar su cuerpo y utilizarlo contra el oponente, trabaja muy bien con su jab y en el clinch contra las rejas
donde impone su tamaño o los derriba y castiga en el suelo.

Si
bien su última pelea fue con derrota ante Daniel
Cormier
, las ansias de triunfo lo llevaron a aceptar uno de los
enfrentamientos más trascendentes de su vida el próximo 26 de mayo. A “Pezao”
no le alcanza con haberse impuesto por nocaut técnico a Fedor Emelianenko, ahora busca el título de UFC y Caín Velásquez será su primera prueba.

Mir y Silva en la primera conferencia UFC 146“Estoy
muy agradecido con la oportunidad que me dieron en mi pelea debut en el
octágono porque él es uno de los mejores de la división. Si bien me cambiaron
al rival hace poco tiempo les aseguro que estaré preparado y daremos un excelente
combate”, comenta haciendo alusión a que su rival original era Roy Nelson.

“Traje
muchos luchadores a mi entrenamiento para que me ayuden con la preparación. Uno
de ellos es Steve Mocco quien luchó
con Caín en la preparatoria en tres oportunidades y le ganó en cada una de
ellas. Lo llamé para que me comente algunos trucos y me explique cuáles son los
puntos por los cuales debo preocuparme”, reconoce el brasileño.

Como
todo recién llegado a UFC su objetivo máximo es hacerse con el cinturón de la
categoría, que hoy está en manos de su compañero Junior Dos Santos y que expondrá la misma noche ante Frank Mir. Sin embargo eso no lo
desvela y hoy su única meta es vencer a Velásquez.

“Creo
que hay varios peleadores por encima en estos momentos. Será mi debut y pelear
por el título es fruto de un trabajo a largo plazo. Para ser campeón debes
enfrentarte con quien sea y noquearlos uno tras otro, como hizo Junior. El
camino es largo, pero al final del día tendré lo que tanto deseo”, concluye
ilusionado.

Silva
tendrá que olvidar rápidamente su última pelea en la que Cormier, compañero de equipo de Caín y de similares características
a las del guerrero azteca, lo noqueó
categóricamente en la primera vuelta. Si aprendió de esos errores, podrá
capitalizarlos a su favor.

En
portugués Pezao, en inglés Big Foot y en castellano Pie Grande, llámenlo de la manera que
más les guste, pero hay algo que está claro: Antonio Silva llegó para quedarse.