Skip to main content

UFC 145: Un semifondo que promete

El
canadiense Rory MacDonald
y el británico Che Mills
serán los protagonistas de la pelea de semifondo en la velada del UFC 145 este
Sábado 21.
Nombres que seguramente no resuenen al público en general pero con excelentes
actuaciones previas que avalan el status de combate co-estelar. 

MacDonald
tenía agendado un pleito con Brian Ebersole
para el UFC 140, pero el infortunio
de la lesión en su rodilla obligó a reprogramar dicho encuentro. El próximo
sábado el joven prospecto enfrentará a un rival de menor nombre pero igual
peligrosidad que sus anteriores oponentes (MikeNo es fácil dominar a Diaz de esta formaPyle
y Nate Díaz).
Tal es así que el canadiense tuvo que recurrir al internet para reconocer a su
próximo rival: ¨Lo busqué en internet para ver quién era. Tuvo una muy buena
performance en su última pelea y por eso Joe
Silva
pensó que sería un buen contrincante¨, señaló MacDonald.

Che
Mills hará lo imposible para que su rival de turno recuerde su nombre o por lo
menos sus puños. El primer y último antecedente del británico en el UFC ha sido
su contundente victoria en menos de 40
segundos
frente a Chris Cope,
en la que exhibió el poder de sus devastadores rodillazos. Mills es un
competidor experimentado que ha hecho la mayor parte de su campaña en su país
de origen. Este ex campeón welter de la Cage Rage conoce los secretos del ¨arte
suave¨ además de ser un striker con buenas manos. MacDonald representa un salto
cualitativo en el nivel de competencia y los pronósticos no son alentadores.

Las
apuestas señalan al canadiense como amplio favorito
y algunos hasta se animan a decir que Mills es un oponente hecho a la medida
para el lucimiento de MacDonald. Esos dichos parecen un tanto infundados ya que
poco se conoce sobre las virtudes del británico.

Así dejó Mills a Chris CopeRory
MacDonald ha sido catalogado como el próximo Georges St-Pierre, una aseveración que parece un tanto prematura. Sus últimas actuaciones
ilusionan y dan para especular sobre su futuro. Lo cierto es que el joven aún
tiene un largo camino por recorrer para ser comparado con GSP. Al parecer,
confianza no le falta: ¨No estoy preocupado por Mills ni tampoco por esta
pelea. Siento que estoy en un nivel muy elevado en este momento y mi confianza
no puede estar más alta. Creo que soy el mejor del mundo. No tendrán otra
opción más que rankearme en lo más alto dentro de muy poco¨.

Estos
dichos pueden sonar un tanto pedantes
para algunos, para otros, solamente un síntoma del reconocimiento de su
potencial. ¿Podrá el británico romper con los pronósticos o será simplemente
una piedra en el camino, fácil de sortear, para el joven maravilla? El sábado
será el momento de la verdad.