Skip to main content

Tony Ferguson es el nuevo Ultimate Fighter

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Tony
“El Cucuy” Ferguson le ganó por
nocaut técnico a los 3 minutos y 54 segundos del primer asalto a Ramsey Nijem y
se coronó campeón de la décimo
tercera temporada de The Ultimate Fighter.

Desde
el inicio del combate se notó que Ferguson
(12-2) salió con todo a complicar a Nijem
(5-2). Un estilo ofensivo que llamó la atención, ya que su idea fue ahogarlo
desde el primer segundo. Rápidamente mostró sus credenciales en lucha y lo llevó
al piso donde intentó castigar con su potente
golpeo a ras de lona.

Tras
buenas transiciones Ramsey logró escapar, pero no pudo salir del asedio de su rival que lo apretó contra
las rejas para evitar algún ataque sorpresivo. Cuando se separaron llegó lo
mejor para Tony. Conectó un gran cruzado
de zurda
que desparramó a su oponente en el suelo y se lanzó tras él con
otro derechazo que impactó
directamente en el mentón de un Nijem que ya no podía hacer nada.

El
referí se interpuso y decretó el final cuando se cumplían los 3 minutos y 54 segundos de comenzado el
combate, dándole la victoria por nocaut técnico a Ferguson y haciéndolo
acreedor de un contrato de seis cifras con UFC.

La
emoción no tardó en llegar y las palabras de Tony, tercer seleccionado por el
equipo capitaneado por Brock Lesnar,
lo demostraron.

“Fue
una gran experiencia para mí. Cada día que pasaba aprendía algo nuevo y con
cada pelea era mejor. Por suerte los resultados se dieron y crecí hasta hacer mi sueño realidad”, señaló ni bien
finalizado el combate.

Se
creía que quien iba a utilizar la lucha era Nijem, pero la estrategia de “El Cucuy
funcionó a la perfección.

“Mi
plan era sacarlo de su juego, no dejarlo sentir cómodo y creo que lo hice. Ramsey iba a venir en busca del
derribo, entonces  yo debía conseguirlo
primero. Intenté hacer algo así como lo que hizo BJ Penn en su pelea contra Jon
Fitch
y creo que me salió a la perfección”, explicó con el trofeo en sus manos.

Este
triunfo se suma a los obtenidos dentro de la casa ante Justin Edwards, Ryan McGillivray y Chuck O’Neil,
todos ellos también por nocaut técnico, por lo que se convierte en uno de los
campeones de The Ultimate Fighter
más dominantes de los últimos tiempos.

Ahora
llegará el cambio de vida, los flashes, las cámaras de televisión y la presión
del público. Criticado por algunas actitudes dentro de la casa, Ferguson comenzará a ser amado u odiado y tendrá que lidiar constantemente con ello ya que TUF es
una gran pantalla para todos los peleadores.

Su
próximo paso seguramente será tomarse una merecidas vacaciones y esperar un
llamado de Joe Silva para ver cómo
sigue su  carrera. Tal vez para diciembre
podamos verlo ingresar al octágono ya como un peleador contratado por
UFC  y tendrá que hacer su propio camino.

Los
demás pesos welter tendrán que tomar nota de su nombre: Tony “El Cucuy” Ferguson, de 27 años de edad, llegó para quedarse y
planea hacer mucho ruido en una división hambrienta de nuevos contendientes.