Skip to main content

Toda la acción del UFC ahora en 3-D

Una vez más el Ultimate Fighting Championship demuestra estar a
la vanguardia de las nuevas tecnologías con la incorporación de la tercera
dimensión en sus transmisiones.

La revolución comenzó allá por el mes de febrero del año 2007
con la Alta Definición, un formato de video de altísima calidad que permite
apreciar los detalles más pequeños.

 Años más tarde, el UFC.TV
marcó un antes y un después en la forma de disfrutar la señal del UFC, con la
posibilidad de escuchar la transmisión en diversos idiomas y apreciar la acción
a través de las numerosas cámaras ubicadas en el estadio. 

La tercera dimensión es el siguiente paso en la evolución
tecnológica. Dana White, Presidente del UFC, da sus impresiones sobre esta
nueva incorporación:

“Estamos muy emocionados con el inicio de las transmisiones de
los eventos en 3-D. El UFC está siempre a la vanguardia en la introducción de
nuevas tecnologías y creemos que los fans van a disfrutar al ver las mejores peleas
en 3-D”.

El UFC Live 3 tendrá como atracción principal de la velada, el
combate entre el mexicano-americano Diego Sánchez y el danés Martin “The
Hitman” Kampmann. Sanchez busca una victoria que revitalice su carrera, y, para
ello, optó por dejar a un lado su apodo por el que todos lo reconocen: “La
Pesadilla”.

“Dejaré de usar ese apodo. Dejo que “la pesadilla” se vaya. Creo
que era algo negativo. La ‘pesadilla’ es algo que representa negatividad y
algún tipo de mal. No quiero representar eso. Quiero representar algo positivo.
Quiero representar el bien”.

La pelea de este jueves, está pautada en la categoría de las 170
libras. Diego ha dejado bien claro en conferencia de prensa que las opciones de
regresar a la categoría de las 155 libras están cerradas. A lo largo de su
carrera profesional, el mexicano-americano ha luchado en diversas categorías
(liviano, welter y mediano) enfrentando a luchadores de mayor y menor talla que
él. Para mejorar sus chances en la categoría welter, Sánchez decidió aumentar su
masa muscular, añadiendo la rutina de levantamiento de pesas en su
entrenamiento:

¨Es una verdadera motivación para mí ser fuerte. En mi última
pelea trabajé duro pero no estaba físicamente fuerte”.

El danés Martin Kampmann es un rival sumamente duro y una gran
prueba para Sánchez. Su fuerte está en la lucha de pie y cuando le preguntan
sobre su técnica favorita, éste responde: “Cualquier cosa que noquee a mi
oponente”.

Kampmann buscará retomar la senda de triunfos que fue cortada
por el talentoso y recientemente llegado al UFC,  Jake Shields.

El jueves veremos una pelea con un ritmo impresionante entre dos
de los luchadores más talentosos de la división. Podemos imaginar a un Kampmann
decidido a mantener la lucha de pie, esperando el momento indicado para jalar
el gatillo y a un Sánchez que tratará de moverse permanentemente, evitando ser
un blanco fijo para el danés. Sanchez deberá explotar su superioridad en la
lucha para controlar y desgastar a su rival. Difícilmente alguien pueda
arriesgar un resultado frente a tanta paridad.