Skip to main content

Swick y Lauzon se lucieron

Mike Swick volvió en su mejor versión luego de más de dos años de
ausencia. El veterano de siete temporadas en el UFC y uno de los miembros
originales del reality show The Ultimate Fighter
(TUF) debió
superar una serie de dificultades de salud, incluida una condición llamada
¨espasmo esofágico difuso¨ que puso en jaque su carrera:

¨Me despertaba en
las noches sintiendo como que tenía un ataque al corazón. Casi no dormía
durante los campamentos de entrenamiento y en la semana de la pelea. Me
diagnosticaron en un par de ocasiones pero finalmente descubrieron que era un
espasmo esofágico lo que me ocasionaba dolores por las noches¨ relataba Swick
en la previa.

Mike llegó a este
combate con gran motivación, sabiendo que el tiempo fuera del octágono le
permitió recuperarse de las lesiones y ver las cosas en perspectiva:

Swick a punto de acabar con Johnson¨Estoy más rápido
que nunca antes. He trabajado en mi velocidad sin parar durante dos años. Estoy
motivado y con hambre. Ese fuego que solía arder está más fuerte que nunca.
Estoy lejos del retiro. Lo pienso como un nuevo comienzo¨ explicaba un Swick.

Swick comenzó el
asalto con agresividad, conectando una mano derecha al rostro de Damarques Johnson, pupilo de Jeremy Horn. Instantes más tarde, Swick se encontró con su espalda
sobre la lona, tratando de sobrevivir el asalto a ras de lona de Johnson. Mike
defendió bien desde el suelo el intento de estrangulación de tipo D´ Arce. ¨Quick¨ controló las muñecas de su rival y mantuvo la
compostura necesaria para encontrar el hueco para incorporarse. Johnson dominó
el grappling en el primer asalto y se llevó el round.

La chicharra de
inicio del segundo asalto sería el punto de inflexión para Mike Swick. El
producto del American Kickboxing Academy, atrapó una patada
al abdomen de Johnson y utilizó el impulso del derribo para lanzar un tremendo
gancho que conectó en el rostro y apagó las luces de su rival al minuto y 20
segundos del segundo asalto. Swick vivió un momento especial con el público en
la entrevista post combate de Joe Rogan:

¨Oigan. Se
acuerdan de mí. Porque yo me acuerdo de todos ustedes¨ exclamó Swick luego de
su brillante performance.

Lauzon aplicando el triángulo que sometería a VarmerEn otro fabuloso
encuentro de esta emocionante cartelera principal, Joe
Lauzon
sometió a Jamie Varner a los 2 minutos y 44 segundos del último capítulo. Varner,
quien aceptó este combate con escasa anticipación, brindó un excelente espectáculo,
pero careció del tanque de oxígeno necesario para rendir en su máximo nivel.

Lauzon presionó y
controló el octágono durante la mayor parte del pleito, marcando la diferencia
con el grappling y los derribos. Varner cambió de niveles de forma constante,
trabajando tanto al abdomen como a la cabeza. En el primer asalto, una mano
derecha de Varner por detrás de la oreja de Lauzon lo tumbó, en lo que fue el
golpe más significativo del asalto.

En el segundo
asalto, Varner fue dominado en el suelo al ser montado y casi finalizado con un
triángulo de brazo pero resistió y hasta revirtió la posición, finalizando el
asalto castigando desde la posición superior.

El tercer round
sentenciaría el combate en favor de Lauzon. Luego de sufrir dos derribos de
poder y revertir la posición, Joe cerraría un triángulo bien ajustado que forzó
la rendición. Lauzon gana por sumisión a los 2 minutos 44 segundos de este
último asalto.