Skip to main content

Struve vs. Johnson, sumisión vs. nocaut

El
sábado 26 de mayo el UFC 146 encabezado por el combate por
el cinturón entre el campeón brasileño Junior
Dos Santos y el ex titular de la
categoría Frank Mir estará plagado de peleas en la categoría de los pesados. Una de
ellas verá al holandés Stefan Struve medirse con el estadounidense Lavar Johnson en lo que promete ser el
mayor choque de estilos de la noche entre un excelente grappler y un eximio
noqueador.

Struve, de 24 años, sigue con la
irregularidad propia de su edad. A grandes victorias le siguen derrotas
difíciles de explicar, pero siempre es un peligro cuando el combate va a la
lona. Tal es así que en sus últimas dos peleas salió con su brazo en alto una
por sumisión, ante Pat Barry, y la
otra por nocaut técnico sobre Dave Herman.

Struve vs Herman, quien también estará en 146Johnson, de 34, es uno de los mayores
noqueadores de la categoría y lo demostró en sus primeras dos presentaciones en
UFC con tremendas victorias sobre Joey Beltran
y, hace menos de un mes, Barry. Ambos triunfos le dieron la bonificación al mejor nocaut de la noche y lo mantienen con
un record que pocos pueden presumir: Las 17 victorias de su carrera han sido
antes del límite.

La
pregunta rápidamente surge y la respuesta es muy complicada: ¿Quién impondrá
primero su juego? ¿El europeo
llevará el combate al suelo y encontrará la sumisión o el norteamericano lo noqueará en el primer intercambio serio de la
pelea?

Quedó
claro que Lavar no es un dotado en
el piso en su última presentación cuando casi es sometido por Barry, pero nunca se rindió, logró ponerse de pie y
conectar uno tras otro sus golpes para conseguir la victoria.

Se mostró increíble en sus dos primeras
peleas dentro del octágono, pero yo pienso mostrarme superior a él. Le quiero
agradecer por haber tomado el combate con tan poco tiempo para prepararse, pero
le aviso que se enfrentará con el mejor
Stefan Struve
”, desafía el holandés.

Johnson en su última victoriaEs un gran peleador, es muy habilidoso pero
a mí no me preocupa su estatura como a otros, él no sabe usar su largo alcance.
Siempre sale a dejarlo todo y lo
golpean mucho, pero no se rinde y
entonces termina ganando, me gusta esa actitud. La única manera de derrotarlo
es noquearlo brutalmente, eso es lo que debo hacer, no veo la hora de pelear
nuevamente”, comenta Johnson.

Con
28 peleas como profesional, Struve
comienza a darse cuenta de los errores y seguramente no intentará lanzar un
rodillazo volador ante alguien con el poder de nocaut que tiene Johnson. Cuando
lo intentó por primera vez Paul Buentello
lo derribó con una mano y lo salvó la campana, en la segunda no tuvo tanta
suerte y Travis Browne lo
contrarrestó con un “Súperman Punch” perfecto que lo desparramó por el suelo sin
darle posibilidad de levantarse.

Ambos
ya han pasado por muchas batallas y
saben lo importante que será ganar la próxima. Los dos pueden quedar a dos o tres
peleas de una posibilidad titular y eso no deberá estar en sus cabezas a la
hora de ingresar al octágono para evitar que la presión sea mayor.

Stefan Struve y Lavar Johnson entrarán al combate más importante de su carrera en
UFC con la mira puesta en la victoria y, de reojo, estarán mirando a sus
posibles futuros rivales, esos pesos pesados que la noche del 26 de mayo harán del octágono una tierra de gigantes.