Skip to main content

Strikeforce: Rockhold vs Kennedy

Strikeforce reaparece
en el centro de la escena con un par de combates electrizantes con implicancias
titulares. El Rose Garden de Portland, Oregon, será el escenario elegido para
la segunda defensa del título de peso medio a manos de Luke Rockhold, quien se estará midiendo con el retador Tim Kennedy. La noche del 14 de
julio
marcará el retorno de Nate ¨The
Great¨
Marquardt luego de la suspensión por doping positivo.
Marquardt estará enfrentando a Tyron
Woodley por el título vacante
de las 170lbs. 

Luke Rockhold es un
hombre atlético con toda una familia ligada a los deportes. Oriundo de Santa
Cruz, California, uno de los sitios más reconocidos por sus rompientes, Luke
creció en la playa y pasó sus días surfeando olas junto a su hermano Matt,
quien ahora se dedica profesionalmente a este deporte. Su padre, Steve
Rockhold, fue jugador de basketball profesional, desarrollando una exitosa
carrera en Europa y en los Estados Unidos, representando a los Golden State
Warriors de la NBA. Su
madre, una ávida jugadora de tenis. Luke comenzó a practicar jiu jitsu gracias
a su hermana que lo introdujo en el deporte cuando él estaba en el secundario,
compitiendo en el wrestling. El jiu jitsu se adaptó mejor a su anatomía, siendo
un hombre laxo con largas extremidades. Su llegada al American Kickboxing
Academy
en San José, fue casi de casualidad. Un amigo lo invitó a entrenar
allí y de ahí en más nunca abandonó el gimnasio. Javier Mendez vio su talento
natural y le ofreció un lugar en el equipo.

Rockhold enfrentará a
uno de los mejores wrestlers de la división. Un hombre con una voluntad
inquebrantable que ejercerá presión e irá por el derribo en busca del golpe a
ras de lona. El retador es entrenado por Greg Jackson, un hombre que ha recibido muchas críticas por la reciente
actuación de uno de sus pupilos, Clay Guida, en el enfrentamiento frente
a Gray Maynard. Rockhold espera que éste no sea otro de los planteos
mezquinos de Jackson:

“No soy muy fanático
de los planteos de Greg Jackson. Espero que llegue y pelee en el centro de la
jaula. Estas son Artes Marciales. Dejé el wrestling por una razón, porque
quiero pelear, por eso espero una pelea” expresaba Rockhold en la previa. 

Kennedy tendrá, por
segunda ocasión, la posibilidad de disputar el título de las 185lbs. La primera
oportunidad fue en Agosto del 2010, cuando fue derrotado en decisión unánime
por el entonces campeón Ronaldo ¨Jacare¨ Souza. Este miembro de la Fuerzas Especiales
del Ejército de los Estados Unidos, ha tenido solamente dos apariciones en la
jaula el año pasado y este será su primer combate del año. Lo esporádico de su
calendario le ha hecho contemplar la posibilidad de volver a su antiguo empleo:

“Eso es algo que
siempre estoy tentado a hacer. Las guerras en Iraq y Afganistán ya no tienen la
misma intensidad. Dicho esto, uno de mis mejores amigos perdió a un compañero
de West Point en Afganistán la semana pasada. Es una guerra olvidada” declaró
Kennedy.

Rockhold tiene la
ventaja en caso de que el combate se desarrolle de pie. Lo mismo podemos decir
de Kennedy si el combate va a la lona. El campeón exhibió lo mejor de su
striking en el combate frente a Keith Jardine,
atacando con patadas, golpes con giro, siempre asentado a la hora de soltar
sus combinaciones. Kennedy es implacable con sus derribos y posee una excelente
base en el suelo, castigando con el golpe a ras de lona y generando aperturas
para definir con una sumisión. En lo que a experiencia se refiere, debemos
darle la derecha a Kennedy, quien ha enfrentado a hombres de la talla de Robbie
Lawler, Ronaldo Souza y Jason Miller.

En la pelea de
semifondo de la velada, Nate Marquardt volverá a ver acción luego de más
de un año de inactividad para enfrentar a Tyron Woodley, con quién
dirimirá el status de próximo campeón de las 170lbs. Marquardt está
cansado de responder las mismas preguntas de la prensa sobre la terapia de
reemplazo de testosterona, que lo dejó fuera del UFC, y espera que la tregua llegue
con una victoria:

¨”En realidad quiero
seguir adelante en mi vida. Para ser honesto, estoy cansado de responder las
mismas preguntas sobre la terapia de reemplazo de testosterona. Uno cree que la
prensa debería estar interesada en algo nuevo, parece un tema agotado ya”
expresó Marquardt.

Tyron Woodley es un
especialista en la disciplina del wrestling, un verdadero atleta. El 14 de
julio estará enfrentando a un competidor curtido, con una vasta experiencia en
Norteamérica y Asia. Marquardt lo ha visto todo y ha enfrentado a lo mejor de
lo mejor. Esta será una experiencia nueva para Woodley, un bautismo de fuego
que deberá superar para alcanzar el status de competidor de elite.

“T Word” ha estado
hablando demasiado de su rival en las últimas horas y deberá defender lo dicho
dentro de la jaula:

¨Lo quiero noquear
por más de una razón. El tipo fue muy irrespetuoso conmigo. Se rió de mi,
diciendo que yo era tartamudo y cosas del estilo. Yo lo voy a hacer
tartamudear¨ resaltó Marquardt en tono desafiante.