Skip to main content

Semifinales Strikeforce

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

El holandés Alistair Overeem venció por decisión unánime al
brasileño Fabricio Werdum y se clasificó semifinalista del torneo de pesos
pesados de Strikeforce. Además se unió Josh Barnett que sometió en el segundo asalto a Brett Rogers.

Un
clásico duelo entre el kick bóxer y
el grappler se dio en la pelea
estelar de Strikeforce y el que ganó fue el holandés acostumbrado a
intercambiar golpes. Desde el inicio se vio con claridad que uno quería
mantener el combate de pie y el otro
necesitaba llevar las acciones al suelo.

Podemos
inferir que ninguno de los dos cumplió con el objetivo. En una pelea de
desarrollo lento y previsible, Overeem nunca estuvo cerca del nocaut y Werdum jamás tuvo un intento
concreto de sumisión por lo que,
irremediablemente, el encuentro se hizo aburrido. La victoria fue clara para el holandés que ahora se enfrentará con
alguien mucho más complicado como Antonio Silva
que podrá ponerlo en aprietos con mucha facilidad.

La
otra pelea por el torneo fue la que vio triunfador a un excelente Josh Barnett sobre un desconocido Brett Rogers. En el primer asalto, ex campeón
de UFC fue por el derribo, lo consiguió y pasó todo el tiempo montado a su
oponente buscando la sumisión que no logró aplicar.

Ya
en el segundo las cosas fueron distintas, el que propuso ir al piso fue Rogers,
pero cayó en mala posición y rápidamente Barnett enganchó un triángulo de brazo que le daría la
victoria al minuto y 7 segundos. Tras el triunfo,
un emocionado Josh se entregó al público y pidió pelear contra los mejores del
mundo.

“Ahora
estamos todos juntos bajo la misma empresa. Mi próximo rival será Sergei Kharitonov, pero quiero pelear con
todos. Derribarlos uno a uno y vencerlos. El día que tenga un cinturón en mi poder y muchos competidores
detrás de mí, ahí estaré realizado”, comentó.

En
los livianos, el peleador de origen
latino Jorge Masvidal, venció por
decisión unánime a KJ Noons y puede
ser el próximo desafiante al título de Gilbert Meléndez. En un combate que dominó de principio a fin, Masvidal
tuvo la gran oportunidad de finalizar las acciones con una patada alta, pero no pudo capitalizar la ventaja y terminó usando
su gran control en el suelo para obtener la decisión del jurado.

Por
su parte Daniel Cormier mostró
grandes dotes a la hora de intercambiar golpes para imponerse, también gracias
a los jueces, a Jeff Monson. La
velocidad de manos, de desplazamientos y la precisión de Cormier fueron mucho
para un rival que se notó perdido desde el comienzo de la pelea.

Otro
que sigue con ansias de progresar es Chad Griggs
ya que venció por nocaut técnico a los 2:08 del primer asalto a Valentijn Overeem. Griggs consiguió el derribo y
se lanzó con su golpeo a ras de lona.
En ese momento, el holandés encajó  una
buena palanca de brazo, pero el ganador pudo salir y terminó con una andada de
puños que el referí detuvo oportunamente al mismo tiempo que el derrotado se
rendía.

Finalmente
quedaron dispuestas las semifinales del torneo de pesos pesados de Strikeforce.
Por un lado, el brasileño Antonio Silva
se enfrentará con el holandés Alistair
Overeem
. Mientras que por el otro el ruso Sergei Kharitonov se verá las caras con el estadounidense Josh Barnett. Promete mucho, esperemos
que cumplan.