Skip to main content

Semana inolvidable en UFC Río 3

Siempre
que UFC llega a una ciudad, una energía especial se enciende a su alrededor; y
UFC 153, tercer evento en Río de Janeiro no fue la excepción. La ciudad entera
estaba cubierta de carteles con el rostro del campeón de los medianos, el
brasileño Anderson “la Araña” Silva, y a expectativa por ver su enfrentamiento
con el estadounidense Stephan Bonnar crecía cuanto más se acercaba el evento.

Las
actividades oficiales comenzaron el miércoles, con los Entrenamientos Abiertos, una jornada la cual los competidores de la
cartelera principal hicieron demostraciones de su trabajo, para que todos los
aficionados al MMA de Río -incluso aquellos que no pudieran asistir al evento-
pudieran experimentar al menos un poco del sabor de UFC Río 3. Y el lugar
estuvo repleto. Fanáticos, luchadores, periodistas todos fueron parte de una
atmósfera fantástica. También se encontraban allí los campeones brasileños José Aldo y Renan Barao, dando reportajes y firmando autógrafos.

Camozzi y WeidmanEl
jueves fue el día solidario para UFC, con una visita a la población humilde de Rosinha. Seis admirados peleadores de
la compañía brindaron parte de su tiempo para dar clases de sus disciplinas en
una escuela de artes marciales para niños de bajos recursos. Estuvo presente el
ex campeón de los medio pesados Lyoto
Machida
, dando una excelsa clase de karate; el mediano invicto Chris Weidman y participante de TUF Brasil, Daniel Sarafian
dieron lecciones de lucha cuerpo a cuerpo, José Aldo y Renan Barao de dedicaron
a los golpes de boxeo, y se destacó la presencia del estadounidense Chris Camozzi, único de los presentes quien
pelearía en el evento. A pocas horas de su pesaje y con toda la tensión de la
pelea inminente, la pérdida de peso y el resto de las responsabilidades de un
profesional, tuvo el tiempo y la disposición de pasar algunas horas con los
niños de Rosinha.

Barao, Aldo y SarafianEl
viernes la acción se mudó al HSBC Arena, comenzando con las “Preguntas y
Respuestas” en la que participaron Machida y Aldo. Allí el público como en cada
ciudad donde se presenta un evento PPV del UFC, pudo interactuar con los
peleadores y evacuar muchas de sus dudas. Al Dragón le preguntaron sobre las
razones de su rechazo a la revancha con Jon
Jones
, a lo que explicó que no había aceptado la oferta por ser hecha con
poca antelación (ya que un mes no es tiempo suficiente para prepararse para una
pelea como esa), pero afirmó sí deseaba intensamente enfrentar al campeón de la
división semi completo nuevamente. A José Aldo le preguntaron sobre su
accidente de motocicleta, a lo cual respondió se encontraba en recuperación,
pero en perfecto estado de salud y a partir de lo ocurrido había dejado de usar
ese medio de transporte, ahora concurre al gimnasio trotando.

Machida dando su claseDespués
comenzaron los pesajes de cada peleador, con mucho fervor por parte del público
y mucho carisma por parte de los peleadores. Obviamente el más aplaudido fue el
campeón de los medios, la Araña, Anderson Silva, pero Stephan Bonnar mostró
mucha simpatía poniéndose las manos en las orejas como preguntando “¿Por qué no
oigo aplausos para mí también?”. Otro detalle simpático fue el del brasileño Wagner Prado, quien al oponerse a su rival Phil Davis, se protegió los ojos con el dorso de la mano, haciendo
mofa de su anterior pelea, declarada sin decisión debido a ese incidente
accidental.

Una
semana cargada de talento y emociones, que concluyó con uno de los eventos más
aplaudidos por el público de Brasil: UFC
153
, el tercero en Río de Janeiro. Inolvidable.