Skip to main content

Rashad Evans, el tan esperado regreso

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

“Estoy con mucha confianza, no importa
si es de pie o en el suelo. Voy a
destruirlo
. No tengo dudas, voy a derrotar a Tito Ortiz, estoy muy seguro de que voy a lograrlo” – Rashad Evans.

Con
31 años ya sabe lo que es ganar una
temporada de The Ultimate Fighter y
ser campeón de los semipesados de UFC. Ahora Rashad Evans quiere recuperar el trono
que alguna vez fue suyo y está a sólo una pelea de conseguir la posibilidad
titular. Su rival el próximo sábado 6 de
agosto
será Tito Ortiz en lo que
promete ser un combate muy entretenido.

22 peleas en el campo profesional, 20 triunfos, un empate y una derrota es
el registro de Evans como peleador. Uno de los dos rivales a quien no pudo
vencer es, justamente, Ortiz (el único que le ganó es Lyoto Machida) e
intentará aprovechar esta revancha para hacerlo.

“Creo
que Tito buscará derribarme, al menos fue lo que intentó hacer en la primera
pelea. Me parece que saldrá con la misma estrategia
pero tendrá que cuidarse, yo ya no soy un cachorro. Soy un perro grande con
todas las armas necesarias para noquearlo
y dejarlo fuera de combate”, comenta Rashad.

Ortiz,
que viene de ganarle a Ryan Bader el
2 de julio y de cortar una sequía de 5 años sin triunfos, viene con la
confianza muy alta y de eso querrá aprovecharse Evans.

“Con
la victoria parece que su fuego se
encendió
nuevamente. Yo lo apoyé, quería que gane su pelea porque lo
necesitaba. Ahora le agradezco por haber tomado este enfrentamiento con tan
poco tiempo de anticipación, pero lo
derrotaré
. Me entrené mucho y hace más de un año que no entro al octágono,
necesito pelear y ganar”, reconoce.

Galería UFC 114Conocido
es el problema de inactividad que tuvo Rashad tras su triunfo ante Quinton Jackson en el UFC 114. Había ganado la
oportunidad titular, pero una lesión de Mauricio
Rua
(en ese momento campeón) lo mantuvo al margen por un tiempo. Cuando
acordaron el combate, para marzo de este año, el propio Evans sufrió un
percance por el cual no pudo tomarlo. Jon
Jones
aprovechó la oportunidad y se coronó como el rey de las 205 libras.

“Sería
asombroso quitarle a Jones ese cinturón.
Entrené mucho tiempo con él y conozco todas sus debilidades, recuerden lo que
les digo, haré que se rinda”, dice
confiado.

Se
lo nota con ganas de cruzarse dentro del octágono con su ex compañero de equipo, pero aún tiene que derrotar a Ortiz para
ganarse esa oportunidad que perdió por lesiones e inactividad.

“No
quiero ser irrespetuoso con nadie pero, honestamente, me siento invencible. Pongan a quien quieran delante que lo
venceré. Ya tengo mucha experiencia,
ya estuve en muchas peleas grandes y
no hay más excusas. Superaré
ampliamente las expectativas de la gente y todos se darán cuenta por qué
merezco ser el campeón”, concluye.

Tras
vencer a Thiago Silva y Quinton Jackson no ha vuelto al octágono. Tras
ese 29 de mayo de 2010 no lo hemos visto peleando otra vez. Seguramente traerá
nuevos trucos para enseñarnos. La última vez que estuvo tanto tiempo fuera
noqueó de manera asombrosa a Chuck
Liddell
. ¿Será posible que haga lo mismo con Tito?