Skip to main content
/themes/custom/ufc/assets/img/default-hero.jpg

¿POR QUÉ TITO?

Es más
odiado que querido, tiene constantemente problemas con la ley, habla demasiado
y para muchos los mejores rounds de “The Huntington Beach Bad Boy” en los
últimos meses fueron protagonizados con su novia Jenna Jameson.  Sin embargo Jacob Christopher “Tito” Ortiz es
alguien con agallas y también pese a quien le pese es una figura dentro del
mundo de las artes marciales mixtas.

Hijo de
padre mexicano y madre estadounidense el nacido en Santa Ana, California es
reconocido como alguien que marcó época en el UFC pero después de la tercera
victoria ante Ken Shamrock conseguida el 10 de octubre del 2006 Ortiz
desapareció del mapa.

Sufrió
dolorosas derrotas ante Chuck Lidell, Lyoto Machida, Forrest Griffin y Matt
Hamill además de un empate contra Rashad Evans en la cartelera 73 realizada en
Sacramento.

Todo
indicaba que la carrera de Tito había terminado y cuando recibió la llamada de
Dana White para pelear ante Ryan Bader hace unas semanas demostró que todavía
tiene gasolina en el tanque. Con una contundente victoria y sumisión de la
noche, Ortiz pedía a gritos una nueva oportunidad para formar parte de un
evento importante y gracias a una lesión de Phil Davis este llegó mucho antes
de lo que cualquiera pudiera haber pensado.

UFC 132

Ahora el plato
esta servido, dos ex campeones de peso semicompleto estarán sobre el octágono
en UFC 133 en Philadelphia, Pennsylvania, se verán las caras por segunda
ocasión en el Ultimate Fighting Championship y un servidor esta convencido de
que Tito Ortiz derrotará a Rashad Evans por los siguientes factores:

 

1) Factor: Oxidación

Rashad Evans
no ha estado cerca de una superficie de combate en más de 55 semanas.  La última contienda del famoso “Sugar” fue el
29 de mayo del 2010 en UFC 114 ante Quinton “Rampage” Jackson.  El factor “oxidación” será algo a seguir
durante el enfrentamiento con Ortiz quién sin duda recobró su condición y ritmo
de pelea ante Ryan Bader.

 

2) Factor: Sorpresa

Tito no
tiene nada que perder y mucho que ganar. Recibió la llamada para ser el
reemplazo del lesionado Phil Davis en el último momento y su estrategia será
sencilla pero contundente; aniquilar a Evans. 
Por su parte “Sugar” ya tuvo que cambiar de planes en tres
ocasiones.  Primero preparó un combate
ante Jon Jones, posteriormente contra Phil Davis y ahora el rival en turno es
un experimentado Ortiz. ¿Sabrá que estrategia emplear correctamente?

 

3) Factor: Suelo
y a rezar

En el
momento que la pelea se traslade al suelo Ortiz tendrá la ventaja pues su
“ground and pound” es superior al que pudiera desplegar Evans.  

 

4) Factor: Historia

La última
vez que se enfrentaron estos dos gladiadores modernos Ortiz estuvo muy cerca de
ganar.  El mexico-estadounidense sufrió
una deducción de un punto en el amanecer del combate lo que llevó al polémico
empate.  Para Tito no hay más una
victoria lo catapulta a convertirse en el contendiente #1 por el título pero si
pierde el retiro esta a la vuelta de la esquina. Cuando todos dan por muerto al
“Huntington Beach Bad Boy” por una u otra razón regresa más fuerte que nunca y
ante Evans no será la excepción.