Skip to main content

Paul Buentello, por más de 15 segundos

Desde el octágono Por Emiliano Cándido - Corría el año 2005, más precisamente el 7 de octubre. Paul Buentello, que venía de dos triunfos consecutivos, tenía frente a él la mayor oportunidad de su carrera deportiva: la posibilidad de pelear por el cinturón de UFC. El campeón de ese momento, Andrei Arlovski, salió enfocado y no dejó ninguna duda, nocaut en sólo 15 segundos y la frustración más grande de la carrera del retador. Hoy, casi 5 años después, Buentello intentará tener nuevamente esa posibilidad.

Desde el octágono Por Emiliano Cándido

Corría el año 2005, más precisamente el 7 de octubre. Paul Buentello, que venía de dos triunfos consecutivos, tenía frente a él la mayor oportunidad de su carrera deportiva: la posibilidad de pelear por el cinturón de UFC. El campeón de ese momento, Andrei Arlovski, salió enfocado y no dejó ninguna duda, nocaut en sólo 15 segundos y la frustración más grande de la carrera del retador. Hoy, casi 5 años después, Buentello intentará tener nuevamente esa posibilidad.

Tras mucho tiempo de ausencia en el octágono, Paul retornó a la acción con una muy ajustada derrota por decisión mayoritaria ante Stefan Struve, en el marco del UFC 107. Si bien muchos lo vieron ganador, dos de los jueces dijeron lo contrario y salió cabizbajo en su regreso.

La actuación de ambos fue premiada con la ovación de los fanáticos y con el reconocimiento para con Buentello, quien dio todo de sí y brindó un espectáculo sencillamente increíble, de esos que quedan marcados por un buen tiempo en la memoria de los fanáticos.

La posibilidad de redimirse la tendrá el próximo domingo cuando se enfrente con el golpeador francés, Cheick Kongo, que necesita imperiosamente una victoria luego de caer en forma categórica ante Frank Mir y con Caín Velásquez.

Como todos sabemos ambos ya se han codeado con los mejores pesados, pero en épocas diferentes. Aparentemente Kongo tiene la ventaja de haber peleado con rivales de mayor jerarquía en los últimos tiempos, pero nadie puede descontar a Paul.

“Él es muy bueno en lo que hace y yo soy muy bueno en lo que hago. Seguramente será un enfrentamiento muy entretenido para mirar, tendré que cuidarme de sus derribos, realmente dudo que se quede intercambiando golpes, creo que intentará llevarme al piso”, comenta demostrando que su idea es mantenerse de pie y golpear a su rival.

Al recordar su carrera en UFC y lo que hizo tras su salida surge, inevitablemente, la comparación de su nivel en ese momento con el que puede brindar actualmente. Seguro de sí mismo se sabe superior al que demostró en sus primeros pasos.

“Tengo un nivel mucho más alto del que tenía anteriormente. Desde que dejé UFC allá por el año 2006, pelee con grandes leyendas, buenos juveniles y duros campeones. Tomé otra forma de entrenarme y me focalicé mucho más en mi condición física y, quizás por eso, dejé de ser tan agresivo”, relata.

Y continua ilusionado: “Hice una gran carrera la primera vez que estuve aquí y pelee por el título. Ahora vengo a buscar otra vez esa posibilidad, pero con una versión de mí mejorada”.

A la hora de sus entrenamientos demuestra tener muchas ganas de seguir progresando en aquellas áreas en las que se muestra con algunas fallas.

“A pesar de ser grande todavía estoy trabajando en todos los aspectos. El intercambio de golpes es lo mejor que sé hacer, pero aún lo estoy entrenando. Obviamente estoy mucho más focalizado en el piso, dónde logro defenderme mucho mejor que antes”, explica.

Si bien ya comentó que quiere volver a tener una posibilidad por el cinturón de campeón. Ese objetivo no lo enceguece y se muestra muy tranquilo a la hora de pensar en su futuro. Sabe que sus 36 años pueden ser un problema, pero está orgulloso de mantener un alto nivel a esa edad.

“He recibido más halagos en mi carrera deportiva de lo que siempre creí cuando empecé en esto. Ahora sólo voy a dedicarme a disfrutar que a mi edad aún soy capaz de codearme con los mejores en la mejor plataforma del mundo. Tomaré las peleas una a una y me entrenaré para el rival que me toque. Pero siempre pensando paso a paso y nunca poniéndome altos objetivos”, admite.

Sin lugar a dudas que la máxima categoría de UFC pasa por un momento de esplendor que hace mucho tiempo no tenía. Peleadores que demuestran día a día que su posición está bien ganada, pero que deben cuidarla, y mucho, porque hay jóvenes con ansias de crecer y de hacerse con esos lugares.

Aprovechando la experiencia que le ha brindado estar tanto tiempo en este deporte, Buentello tiene una opinión válida acerca de los nuevos talentos y de aquellos que buscan volver a ser peligrosos.

 

“Creo que la división de los pesos pesados de UFC está mejor que nunca. Si se mira bien, hay estupendos wrestlers y practicantes de BJJ que tienen la mano muy pesada y te pueden dormir con cualquier golpe. Brock Lesnar, Shane Carwin, Gabriel Gonzaga, Caín Velásquez y la lista sigue”, comenta Buentello.

“A esa lista se los suman los strikers con gente como Junior Dos Santos, Cheick Kongo y un peleador como Todd Duffee que parece ser el futuro de la empresa”, sigue relatando con modestia ya que no se incluye en este grupo.

Y por último reflexiona sobre los que fueron campeones y buscan volver a ostentar el cinturón: “Frank Mir y Minotauro Nogueira, dos ex campeones que poco a poco están recuperando su gran nivel, a pesar de que el brasileño perdió con Caín. Es un momento muy emocionante para  ser seguidor de esta división”, reconoce.

Para concluir les deja un mensaje a los seguidores.

“Gracias por todo el apoyo que me han dado con el correr de los años. Estoy muy emocionado de ser parte de UFC y de poder pelear contra los mejores”, finaliza.

Un peleador que, como pocos, ha recorrido todos los lugares del mundo en busca de su reconocimiento. Ése que pretende volver a tener, como allá por el 2005 cuando Arlovski le puso fin a su sueño en 15 segundos.

Todos deberán cuidarse de Paul Buentello que, si se muestra enfocado, es un peligro para cualquiera, incluso para el campeón que tendrá que prepararse para más de 15 segundos si Paul vuelve a tener esa oportunidad.

Y ustedes, fanáticos, recuerden que el sábado 27 de marzo se estará presentando el UFC 111 y podrán obtener por PPV la transmisión 100% en español. El canadiense Georges St. Pierre intentará defender su título de campeón welter ante el inglés Dan Hardy. Por su parte, Frank Mir y Shane Carwin pelearán por el cetro interino de los pesados. Y no hay que olvidarse a Jon Fitch y Thiago Alves en una de las revanchas más esperadas por los fanáticos. ¿Alguien piensa perderse esta oportunidad?