Skip to main content

Opciones del futuro cercano para Erik “Goyito” Pérez

Este 2013 puede ser el año de la consagración
para “Goyito” y esto significa que la competencia va a ser mucho más dura. 

El
pasado 29 de diciembre, en el UFC 155,
Caín Velásquez no fue el único
vencedor en grande de la última cartelera del 2012. Otro que brilló, una vez
más, fue el mexicano Erik “Goyito” Pérez,
quien venció a Byron Bloodworth por
nocaut en el mismo primer asalto; una tendencia que se ha repetido en sus tres
peleas en el UFC. Todas terminaron
con un triunfo para él en el mismo primer round.

En el
UFC 150, su nocaut en apenas 17 segundos sobre Ken Stone se convirtió en el más rápido en la historia de la
división gallo en el UFC. Vaya
manera de comenzar su andar en las Grandes Ligas de las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés) para este
regiomontano de 23 años.

Pero así es en el UFC y aquí no hay espacio, como en el boxeo, para fenómenos como
los del “Canelo” Álvarez y Julio César Chávez Jr. Aquí, para
ser considerado de los mejores, tienes que vencer a los mejores. Así de simple.

 Entonces, ¿quiénes podrían ser sus siguientes
rivales?

Hay
varias opciones que me vienen a la cabeza. Una muy buena puede ser el británico
Brad Pickett, veterano curtido de
las MMA, que viene de una derrota
ante Eddie Wineland en el UFC 155. Otra
posibilidad que me viene a la mente es Matt
Brown
, excampeón gallo del WEC y
que en su última aparición en el octágono cayó derrotado por Urijah Faber.

También,
Mike Easton podría entrar en ese
grupo, por sus logros y gran nivel en esta fuerte división. Y para redondear el
grupo, el brasileño Raphael Assuncao,
quien ha sumado tres victorias al hilo y que trae mucha pimienta y conocimiento
al octágono.

El
denominador común entre ellos es que son veteranos con mucho camino recorrido y
que nos pueden dar una mejor idea de cuán bueno es “Goyito”. Todos serían un
gran salto de calidad como rivales y eso es, precisamente, lo que él necesita
para dar el siguiente paso, acercarse a la cima de las 135 libras.

No sé
si su siguiente rival es alguno de los antes mencionados, pero sí sé que la
etapa de las promesas y el desconocimiento de su figura empezaron a desaparecer
el 29 de diciembre pasado en Las Vegas.
No sólo por su máscara de lucha libre que tanta sensación causó, sino porque su
rendimiento dentro de la jaula ha sido impresionante.

Ahora
es el momento de subir un escalón de calidad. De la misma manera que lo
hicieron Caín y Jon Jones en su
momento y que ahora son campeones en sus respectivas divisiones. Esta es la
hora de demostrar que la euforia que han causado sus tres rápidas victorias en
el UFC no es fruto de la casualidad,
sino del hecho que ante nosotros se ha estado germinando un campeón en
potencia.

Claro,
todo eso sólo él lo puede demostrar. “Goyito” tiene en sus manos las llaves del
triunfo y sólo él puede abrir esa puerta que lo podría llevar a la cima de su
división.

¡Buena
suerte, “Goyito”!

Me
puedes seguir en twitter en @vikingomartell