Skip to main content

Momentos memorables de una ilustre carrera

Mirko Cro cop lo ha visto todo dentro de un ring o del octágono. Se ha enfrentado y ha derrotado a luchadores especialistas en las artes del jiujitsu, kickboxing, karate, muay thai o lucha. Su marca patentada: la patada a la cabeza. Dueño de frases célebres como: “Patada derecha, hospital; patada izquierda cementerio” o “Lo único que temo al entrar al octágono es que me roben mis pertenencias en el vestuario”, Mirko se ha convertido en un personaje emblema del deporte de las artes marciales mixtas.

<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /> 
Existen momentos en la vida de un deportista que marcan un antes y un después en sus carreras profesionales. En el caso de Crocop podemos mencionar algunos momentos que  quedarán grabados en las retinas de los fanáticos del deporte:
 
Gran Premio de K-1 (1999)
 
El Gran Premio de K-1 del año 1999 ha sido el mayor logro de Mirko como practicante profesional del kickboxing. En aquella noche del 5 de diciembre se enfrentaron en el Tokio Dome, los mejores ocho peleadores del mundo en un torneo que tuvo como ganador a la leyenda, Ernesto Hoost. Crocop enfrentó a tres oponentes en la misma velada.
 
En primer turno, se llevó la victoria por demolición frente a un experimentado luchador como Musashi. Momentos más tarde, en la semifinal, Mirko rompería dos de sus costillas frente al australiano Sam Greco. Aún así, el croata logró llevarse la victoria gracias a una patada baja que conectó en la tibia de su oponente, quién lesionado, no pudo continuar con el combate. En el descanso, mientras aguardaba por el otro finalista, Cro cop cubría su cuerpo con hielo, tratando de recuperar las pocas energías que aún le quedaban. Finalmente, el otro finalista sería Ernesto Hoost quien derrotó a Jerome Le Banner por nocaut en el segundo asalto. Hoost logró detectar la lesión en las costillas de su rival, golpeando en repetidas oportunidades la zona intercostal del croata, llevándose la victoria y el campeonato al 1:09 del tercer round. Pese a la derrota, y con apenas 25 años, Crocop demostró que era capaz de luchar de igual a igual con cualquiera de los grandes del K-1.
 
Pride Conflicto Final (2005)
 
El 28 de agosto de 2005, en el Saitama Super Arena de Japón, Crocop enfrentó al campeón reinante de la división de los pesados del Pride Fighting Championships, Fedor Emelianenko. El gigante ruso era el luchador más temido de la organización con un récord que dejaba a cualquiera boquiabierto (23-1). Luego de tres rounds de intenso combate mano a mano, los jueces fallaron de forma unánime a favor de Emelianenko, que retuvo su título. Mirko logró conmover al ruso en más de una oportunidad pero no logró dar la estocada final. La pelea fue una guerra y el rostro de Fedor daba prueba de ello.
 
Pride Conflicto Final Absoluto (2006)
 
El 10 de septiembre de 2006, se coronaría al campeón del Open Weight Grand Prix (Campeonato sin restricciones de peso). En esta oportunidad, Mirko enfrentaría en semifinales al “Asesino del Hacha” Wanderlei Silva, derrotándolo de forma espectacular con una patada a la cabeza, en lo que sería uno de los mejores nocauts de la historia del Pride. En la final, Crocop derrotaría al “Asesino con rostro de bebé” Josh Barnett a los 7:32 del primer round por rendición debido a golpes.
 
 
Arribo al UFC ( 2007)
 
Mirko Cro cop desembarcaría en el UFC el 3 de febrero de 2007 para enfrentar al “Maníaco Hispano” Eddie Sánchez. Los fans pudieron observar por primera vez, y en alta definición, la potencia de los golpes del croata. Crocop dominó con simpleza a un Sánchez de inferiores condiciones, llevándose la victoria por nocaut técnico en el primer round.
 
Este sábado, Cro cop enfrentará a un rival de condiciones superlativas en Frank Mir y escribirá un capítulo más de su historia en el UFC que comenzara allá por el 2007.