Skip to main content

Mir contundente, Bader sigue invicto

Frank Mir venció por nocaut en el tercer round al croata Mirko Cro Cop en la pelea central del UFC 119 disputado en Indianápolis. En la co estelar de la velada, Ryan Bader se impuso por decisión unánime al brasileño Minotoro Nogueira. También salieron con su brazo en alto los veteranos Chris Lytle y Sean Sherk.
<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /> 
Muchas veces las estrategias no son las adecuadas para que la gente se entretenga con un combate y eso fue lo que sucedió con la planteada por Frank Mir (14-5). Apretando a Mirko Cro Cop (27-8-2, 1 NC) contra las rejas, le quitó todos los ángulos de impacto para minar su confianza. Luego, a los 4:02 del último round, le conectó un estupendo rodillazo que lo dejó noqueado cuando parecía que el combate tenía destino de decisión.
 
En la co estelar Ryan Bader (13-0) demostró que no es sólo lucha y se impuso con llamativa facilidad sobre Minotoro Nogueira (19-4) por decisión unánime. Si bien los derribos fueron clave a lo largo del encuentro, el boxeo que presentó Bader fue muy superior al que todos podían imaginar y le hizo pasar un mal momento al brasileño quien nunca encontró su distancia.
 
En los welter, Chris Lytle (39-18-4) se vengó de su derrota en la final de TUF 4 y venció por fallo unánime a Matt Serra (17-7). En una pelea que pareció más de boxeo que de MMA, Lytle conectó los mejores golpes e hizo tambalear un par de veces a su rival que poco pudo hacer ante su contundencia.
 
Los restantes combates de pesos livianos de la cartelera televisada fueron tan cerrados que ambos terminar por decisión dividida a favor del ganador.
 
Sean Sherk (38-4-1) supo administrar su lucha a lo largo de poco más de una vuelta y media para contrarrestar los ataques del joven Evan Dunham (11-1) quién vio finalizar de manera injusta su invicto. Siendo el tercer asalto a favor del peleador de 28 años, el segundo fue la clave. Allí los jueces priorizaron el control del octágono sobre la agresividad y por eso el ex campeón salió con la victoria.
 
También controversial fue el combate en el que resultó ganador Melvin Guillard (44-9-3, 1 NC) ante Jeremy Stephens (18-6). Guillard estuvo en problemas por algunas combinaciones de su rival, pero con la experiencia ganada en los últimos combates supo esperar su momento para llegar a los 15 minutos y retirarse con la victoria en su poder.
 
En combates preliminares CB Dollaway (12-3) consiguió una estupenda guillotina para someter a Joe Doerksen (46-13) a los 2:13 del primer asalto. Esa misma vía la utilizó Thiago Tavares (19-3-1) para finalizar a Pat Audinwood (9-1-1) con un tiempo de 3:47. Siguiendo con las sumisiones Sean McCorkle (10-0) le aplicó un kimura a Mark Hunt (5-7) cuando habían transcurrido sólo 63 segundos.
 
La decisión unánime la utilizaron Matt Mitrione (3-0), Waylon Lowe (9-3) y TJ Grant (16-4) para imponerse sobre Joey Beltrán (12-4), Steve López (12-3) y Julio Paulino (18-4), respectivamente.
 
Así llegó al final otra gran noche de combates en la que hubo peleas muy cerradas y entretenidas. Pero la imagen de la velada será el gran rodillazo de Mir porque se acerca cada vez más a la tan ansiada revancha contra Brock Lesnar.