Skip to main content

Miguel Ángel Torres: De México para el mundo

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin:0in;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Miguel
Ángel Torres nació el 18 de enero de 1981 en Chicago del Este, Indiana. Su padre, Arnulfo Torres, de origen mexicano, se vio forzado a emigrar
hacia los Estados Unidos por la difícil situación económica que lo obligó a
cerrar la empresa familiar. Miguel recuerda con orgullo el esfuerzo de su padre quien, en aquel tiempo, debía trabajar no sólo
para su familia en los Estados Unidos sino también para los que quedaron en
México:

“Para
un hombre con tres hijos, su mujer, una casa y todos sus gastos, mil dólares
por mes era una suma difícil de conseguir y él lo hacía con mucho empeño”

Su
padre se aseguró de que todos sus hijos recibieran la mejor educación posible. Miguel obtuvo su título en la Universidad de Purdue
en 1996:

“Él
quiso que yo estudiara. Yo fui el primero de mi familia en graduarme y él
deseaba que así fuera. Yo lo hice para que él sienta orgullo por mí.”

Con
casi medio centenar de peleas en su haber y un récord para nada despreciable de
39 victorias y 3 caídas, Miguel fue considerado hace tan solo algunos años como
el mejor peleador libra por libra.

Todas
sus peleas han tenido lugar en territorio norteamericano. Pese a esto, Miguel
espera algún día pelear para sus fans
mexicanos: 

"Quiero
presentarme en México y que los aficionados me conozcan, que sepan que en
Estados Unidos hay un peleador que tiene sangre mexicana y siente orgullo de su origen. Ojalá se concrete
esta posibilidad", dijo.

 

Este
luchador sin apodo, ha decidido mudar su campamento de entrenamiento al Tristar Gym de Toronto, Monteral,
donde entrena bajo las directivas del coach Firas Zahabi, mentor del campeón welter, Georges St-Pierre. Lejos de las distracciones diarias de su gimnasio y sus alumnos, Torres puede
concentrarse únicamente en su próximo compromiso del 28 de mayo:

 

“En
Indiana, tengo que ocuparme de demasiadas personas y no puedo concentrarme en
mi preparación. Mi debilidad más grande es querer ocuparme de muchas personas.”

 

Luego
de un debut deslucido en el UFC,
Miguel buscará despejar todo tipo de dudas frente al talentoso Demetrious Johnson, quien por el
contrario, fue arrojado a una jaula de lobos frente a “Kid” Yamamoto y respondío de la mejor manera en su primera
presentación en el octágono.

 

Para
ganar, Torres deberá sacar provecho de su ventaja en el alcance de brazos utilizando su jab de forma punzante y repetitiva desde la larga distancia. Seguramente ha analizado cuidadosamente el video
de la pelea con Yamamoto y hará hincapié en su defensa frente a los derribos. La clave estará en mantener el combate de pie. Si no logra este
objetivo, aún dispone de un vasto arsenal de llaves y sumisiones para someter a
su rival, siempre y cuando logre plantear una ofensiva desde su espalda. Torres
es indudablemente el favorito aunque enfrentará a un rival que no tiene nada
que perder y mucho por ganar.