Skip to main content

Matt Hamill, una vida de película

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Rampage
Jackson cree que no estoy en su nivel, el sábado voy a demostrarle que está muy
equivocado”

– Matt Hamill

Su
primera presentación en UFC fue en The Ultimate Fighter. Tenía su pasaje ganado
a las semifinales, pero una lesión lo obligó a bajarse. Conociendo su gran
nivel, Dana White confió en él y hoy Matt
Hamill
es uno de los peleadores con mayores aspiraciones en la división de
los pesos semipesados.

Por
primera vez en su carrera estelarizará
un evento de UFC. Lo hará el próximo sábado cuando se enfrente con Quinton “Rampage” Jackson y busque la sexta
victoria consecutiva que lo dejaría muy cerca de pelear por el cinturón que hoy
posee Jon Jones. Justamente Hamill
es el único peleador que derrotó al campeón, pero eso ya es otra historia.

De
buenas manos y excelente nivel de lucha, este peleador hipoacúsico ha encontrado en las artes marciales mixtas la
forma de vida y de aceptación que todos desean. Ahora querrá demostrarle al
mundo de qué está hecho y, para eso, tendrá que triunfar ante Jackson.

“Nunca
en mi vida me había entrenado tan
duro como para esta pelea y estoy seguro de que voy a ganarla. Rampage va a
pasar un muy mal momento dentro del octágono conmigo del otro lado. Es mi
tiempo de pelear y saldré vencedor en esta guerra”,
dice el oriundo de Ohio.

Con
su problema, sus entrenadores han buscado muchas formas de intentar darle indicaciones
durante el combate. La más ingeniosa fue con carteles de colores, pero
terminaban siendo un problema. La experiencia
que más recuerda es la de su pelea con Reese
Andy
, allá por diciembre de 2008.

“La
gente cree que pelear con mi deficiencia
es algo complicado para mí, lo que no entiende es que nunca supe cómo se siente
hacerlo de otra manera y estoy acostumbrado. Cuando estoy dentro del octágono
solamente estoy conmigo mismo, no
hay gritos de los esquineros, ni del público, ni de nadie”, explica.

“Todos
van haciendo los ajustes que le pueden decir sus preparadores, yo hago lo que a
mí me parece. Las indicaciones las
recibo entre los asaltos y nada más, por eso presto mucha atención. En mi
combate contra Andy, ellos estaban desesperados por decirme algo y yo no podía
entenderlos y me frustraba. Me serené y esperé a que terminara la primera
vuelta. Luego en el segundo salí con el plan que idearon y gané con facilidad”, recuerda.

Siendo
el personaje de una película (“Hamill”)
que se estrenará dentro de poco, Matt viene de vencer a Tito Ortiz en lo que tal vez haya sido la mejor victoria de su
carrera. Pero su sueño es mucho más grande que un triunfo.

“Quiero
tener una revancha contra Jon Jones porque para todos, incluso para
mí, gané por un tecnicismo y la descalificación llegó porque el referí tardó en
detener el combate. Mi meta es el cinturón y nadie me detendrá hasta
obtenerlo”, concluye.

Hamill,
de 34 años, tendrá la mayor
oportunidad de su vida e intentará aprovecharla a fuerza de golpes. Su mejor
estrategia siempre ha sido ser muy ordenado y paciente. Si consigue hacerlo el
sábado, su película podrá tener un final aún mejor y, quizás, después de los
créditos aparezca su foto con el cinturón del UFC.