Skip to main content

Matt Hamill pierde una oportunidad de oro

72
544x376

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin:0in;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

72
544x376

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin:0in;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

En la pelea de fondo del UFC 130, Matt ¨El Martillo¨ Hamill
fue derrotado por Quinton ¨Rampage¨ Jackson por decisión unánime (30-27) y se
alejó de los puestos de élite de la división de los semipesados. Jackson, pese
a no brillar, fue superior en cada uno de los rounds y neutralizó todo intento
ofensivo de su oponente.

Matt Hamill, no estuvo a la altura de las circunstancias
y se mostró un tanto predecible y unidimensional en un combate que bien pudo
haberlo ubicado en el top 5 de su categoría. En los primeros instantes del
pleito, Hamill utilizó con éxito las patadas bajas, tratando de emular a Forrest
Griffin quien pudo sacar dividendos con ésta técnica en su combate frente a
Jackson años atrás.

Era sabido que, tarde o temprano, Hamill intentaría
llevar el combate a la lona y explotar las debilidades del de Memphis en esa
faceta de juego. El tres veces campeón de lucha en la tercera división de la
NCAA tuvo una noche larga al no poder concretar ninguno de sus diecisiete
intentos de derribo. Todos ellos fueron telegrafiados y fácilmente defendidos
por Rampage. Hamill no tuvo inconvenientes en reconocer esto en la conferencia
de prensa post evento:

¨Me sorprendió mucho la buena defensa de Rampage. Mis
derribos no fueron muy buenos tampoco. No estoy feliz con mi actuación de hoy.
Rampage es un gran peleador y yo hice lo que pude. Voy a analizar mis errores y
volveré mejor que antes¨.

Hamill deberá mejorar en todas las facetas de este deporte
si desea ser considerado dentro del grupo selecto de su división. Sobre todo en
lo que se refiere a la lucha, su principal activo. Los luchadores poseen la
ventaja de dictar el ritmo de la pelea, imponiendo sus propias condiciones y
llevando la pelea al terreno que encuentran más propicio. Hamill debe
reencontrarse con sus raíces e incorporar a luchadores respetados en su próximo
campamento de entrenamiento. 

Sus tiempos en esta pelea fueron espantosos, errando la
mayor parte de sus envíos y quedando expuesto a la contra de un rival potente
como Jackson que le hizo pagar con cada error. 
Sus combinaciones no existieron y se limitó a amagar con el derribo y
lanzar un jab. En la lucha de pie, se notó la falta de compromiso con sus
envíos, quizás temiendo la contraataque de su rival. Hamill tendrá que
demostrar mayor fiereza a la hora de lanzar sus golpes si desea ganar respeto
en ese departamento.

Rampage tuvo el control del octágono durante todo el
combate, obligando a Hamill a retroceder y a buscar ángulos para no ser un
blanco fijo. En definitiva, fue el justo ganador y quién buscó, por momentos,
terminar la pelea de manera convincente pese a haber entrado al octágono con
una de sus manos fracturada. Hamill deberá replantearse muchas cosas y esperar
que Joe Silva pueda encontrar a un rival que saque lo mejor de sí en su próximo
combate.