Skip to main content

Maia vs Kim en pelea preliminar del UFC 148

Este sábado, dentro de
la cartelera del UFC 148, en uno de
los combates preliminares tenemos un enfrentamiento muy interesante entre el
brasileño Demian Maia 15-4) y el
coreano Dong Hyun Kim (15-1-1) en un
choque de disciplinas muy parecidas, el jiu-jitsu del sudamericano y el judo
del asiático.

Si bien es cierto que la
pelea principal de este cartel es una de esas que no necesita prácticamente
compañía con las preliminares, este UFC 148 trae muchas peleas que alientan a
cualquier fanático de las artes marciales mixtas a sentarse a seguir
disfrutando de la semana del 4 de julio.

Maia en su última pelea como peso medio contra WeidmanAdemás del
enfrentamiento que menciono arriba y el principal, (Anderson Silva vs Chael
Sonnen), también están en acción Tito Ortiz ante Forrest Griffin, en la cita que
significa el retiro del guerrero mexicoamericano. Otras preliminares traen a Cung Le ante Patrick Cote y Chad Mendes
contra Cody McKenzie. Acción de lujo en un fin de semana que siempre viene
cargado de UFC.

De vuelta al
enfrentamiento entre Maia y Kim, el brasileño hace su debut en las 170 libras
tras haber estado toda su carrera del UFC en la división superior, las 185
libras. Su comienzo fue espectacular con cinco triunfos al hilo, todos por
sumisión, incluyendo uno sobre el mismo Sonnen en el 2009.

Después, cayó
sorpresivamente ante Nate Marquardt,
pero un triunfo sobre Dan Miller y lesiones
de Vitor Belfort y Sonnen le dieron la oportunidad por el cinturón mediano ante
Anderson Silva en el UFC 112 en Abu Dhabi. La calidad superior de su paisano fue evidente y
Maia perdió por decisión unánime.

De ahí en adelante su
carrera ha sido una montaña rusa con tres victorias y dos derrotas. Precisamente
sus fracasos ante Mark Muñoz y Chris Weidman fueron el detonante para
bajar a peso welter y tratar de volver a luchar por un título.

Su jiu-jitsu brasileño
es de lujo, tiene cinta negra y ha ganado tres veces la Copa Mundial, dos
campeonatos mundiales y hasta fue campeón panamericano. Su boxeo siempre ha
sido su punto débil, aunque en sus peleas más recientes ha mostrado una notable
mejoría. Ahora le toca demostrar que en su nueva división puede pelear de tú a
tú con rivales como el coreano Kim.

Este, por su parte, es
un excelente judoca con una cinta negra de cuarto grado y su pasión por esta
disciplina es tan grande que hasta está asistiendo a clases en una universidad
coreana y su especialidad es el judo.

Kim celebraba su victoria sobre Nate DiazEn su rápido ascenso en
peso welter, Kim dejó en el camino a peleadores de la talla de Amir Sadollah y Nate Díaz hasta que se tropezó hace un año con Carlos Condit y el actual campeón interino lo noqueó en el mismo
primer asalto en la cartelera del fin de semana del 4 de julio. Vaya
coincidencia que otra vez esté peleando en una velada típica del UFC.

Así de cerca estuvo el
coreano de recibir una oportunidad por el título welter hasta que Condit lo
derrotara, lo que hubiese sido un hecho histórico por él es apenas el segundo
peleador de Corea del Sur que combate en el UFC.

Kim y Maia son
especialistas en la pelea en la lona y tal vez el que mejor boxeo tenga debe
ganar la pelea. Sin embargo, como ya sabemos que la diferencia principal entre
los deportes y la telenovela es que nunca sabemos cuál va a ser el final, en
este caso nos encontramos con dos guerreros de un altísimo nivel y que
necesitan el triunfo toda costa.

Para el coreano, la
victoria significaría que está de vuelta entre los mejores welters del UFC y
para el brasileño, un triunfo le daría vida en su nueva división, sobre todo
porque parece que se dio cuenta que en los medianos le iba a resultar casi
imposible volver a luchar por un título.

El judo y el jiu-jitsu
brasileños son dos disciplinas muy similares, con orígenes japoneses, aunque
tienen ciertas diferencias. Mientras el judo incita a derribar al rival para inmovilizarlo,
el jiu-jitsu incita el derribo para someter al rival ya en la lona trabajando
con paciencia. Incluso, en el jiu-jitsu se puede ir a la lona y trabajar desde
abajo, recibiendo castigo, hasta que se encuentre una brecha que permita
inmovilizar al contrario.

No hay mejor prueba de
esto que lo que hizo Anderson Silva contra Sonnen en la primera pelea entre
ambos.

Otra prueba de su
cercanía es que el jiu-jitsu brasileño llegó a Brasil con inmigrantes japoneses
y desde principios del siglo pasado echó raíces hasta convertirse en un deporte
muy popular. Sobre todo después del éxito de los peleadores brasileños en UFC, PRIDE,
Strikeforce y otras organizaciones de artes marciales mixtas en los últimos 30
años.

Es por esto que la cita
entre Maia y Kim promete ser una batalla entre dos de los mejores exponentes de
dos disciplinas de combate de gran historia y nivel.

¡Qué gane el mejor!

Me puedes seguir en
twitter en @vikingomartell