Skip to main content
/themes/custom/ufc/assets/img/default-hero.jpg

Los maoríes invaden Australia

Los maoríes han sido históricamente un pueblo guerrero. Sus conflictos inter-tribales eran usualmente dirimidos en el campo de batalla. Estos guerreros feroces esclavizaban a sus enemigos y en ocasiones, practicaban el canibalismo. El próximo sábado 26 de febrero en el Acer Arena de Sydney, el escenario de batalla será el octágono y los luchadores neozelandeses James Te Huna y Mark Hunt serán los herederos de esta rica tradición. <?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El UFC 127 marcará el regreso a las lejanas tierras del Pacífico Sur luego del éxito que tuviera el UFC 110 en febrero del 2010. En aquella ocasión, unas 17,800 almas colmaron el Acer Arena, marcando un récord histórico en cantidad de espectadores fuera de América del Norte. Marshall Zelaznik, Director de Desarrollo Internacional del UFC, espera que repetir el éxito pasado en este 2011:<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

 

“El UFC está súper emocionado de montar otro show en Sydney luego del éxito en el UFC 110 en febrero de 2010. Esperamos poder repetir lo hecho el año pasado en una noche de peleas con implicancias para lo que resta del <?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />2011”

 

Para alguien como James Te Huna, que vive y entrena en Penrith, Australia; pelear en Sydney es como luchar en su patio de atrás. Sus dieciséis combates profesionales han transcurrido en estas tierras, por lo que suponemos, tendrá el apoyo del público local. Cuando le preguntan si se considera australiano o neozelandés, Te Huna responde:

 

“En la Segunda Guerra Mundial, mi abuelo peleó para Nueva Zelanda y para Australia. Eso es lo que yo hago.”

 

Te Huna no es solamente un talentoso luchador. Es también un hombre con una profunda conciencia social. La tragedia ocurrida el pasado martes 15 de febrero, producto de un devastador terremoto de 7,8 grados en la escala de Ritcher que azotara la región sur de Nueva Zelanda, representó un duro golpe psicológico en su preparación para su próxima pelea. En un gesto digno de admiración, Te Huna anunció por su página de facebook que donará la bolsa de su pelea para los damnificados por la catástrofe:

 

“Se me parte el corazón al ver la devastación ocurrida en Christchurch (provincia de Canterbury). Nací en las afueras de ésta ciudad y tengo mi familia allí, que por lo que sé, están todos bien. Este fin de semana no sólo lucharé por mí, sino que también ayudaré a reconstruir las vidas de aquellos que han sufrido. Donaré todas las ganancias de mi pelea para los afectados por el terremoto.”

 

Te Huna enfrentará a un joven talentoso con hambre de gloria en Alexander Gustafsson. El sueco es un noqueador natural, capaz de poner a sus rivales a dormir con un solo golpe. El maorí deberá utilizar sus poderosos derribos para llevar a su rival al suelo, y, una vez allí, castigar con su golpe a ras de lona.

 

Mark Hunt es el otro luchador neozelandés que forma parte de la marquesina del UFC 127. Quizás, más conocido por su trayectoria en el kickboxing (K-1), Hunt es poseedor de una quijada de acero y unas manos por demás peligrosas. El veterano enfrentará a Chris Tuchscherer, compañero de entrenamiento del gigante de Minnesota, Brock Lesnar. Para esta pelea, no hay secretos, Tuchscherer tratará de explotar su ventaja en la disciplina de la lucha, llevando al neozelandés al terreno que más lo incomoda, la lona. Veremos si lo logra antes que Hunt conecte con sus poderosas manos.