Skip to main content

La revolución welter

A pocos días de UFC 158 St-Pierre vs Diaz nos preguntamos: ¿Será este el mejor momento de la categoría peso welter en el UFC?

El
campeón indiscutido de las 170
libras es el canadiense Georges St.
Pierre
quien expondrá su cinturón el próximo sábado 16 de marzo ante el
estadounidense Nick Díaz. La misma
noche pelearán el ex retador Carlos
Condit
frente al número 1 del ranking Johny Hendricks y Jake
Ellenberger
se medirá con Nate
Marquardt
. La lista de posibles contendientes sigue: Demian Maia, Tyron Woodley, Rory MacDonald
y Tarec Saffiedine, entre otros,
dejan en claro que la categoría welter pasa por su mejor momento.

Muchas
dudas se habían sembrado desde abril
del año 2011 hasta noviembre del 2012 cuando el campeón St. Pierre se ausentó por la rotura de los
ligamentos de su rodilla. Todos se preguntaban cómo volvería GSP, si sería el mismo y lo fue. En una
de las mejores peleas del año unificó el campeonato ante Condit
venciéndolo por decisión unánime, sin embargo tuvo muchos problemas al casi ser
noqueado en el tercer asalto por una patada alta.

Mientras
esto sucedía, una nueva “H-Bomb” aparecía. No era la de Dan
Henderson, era la de Johny Hendricks
que detonaba en rostros como el de Jon Fitch
y Martin Kampmann poniéndolo en el,
por ahora, inamovible número 1 del ranking de la división. Pero los fanáticos querían otro reto para el
canadiense: Nick Díaz. Y St. Pierre lo quería también. Entonces Hendricks debió
aceptar un combate antes de recibir la gran oportunidad cada día más
postergada.

Tras
ellos se suman a las filas de la categoría los peleadores que llegaron de
Strikeforce para quedarse: Tyron Woodley,
quien ya impactó a la división noqueando brutalmente en menos de un minuto a
Jay Hieron. Robbie Lawler que
retornó a las 170 libras y noqueó a Josh Koscheck. Nate Marquardt que ahora quiere repetir en welter lo que logró como peos
medio y llegar a pelear por el cinturón. Y el último campeón de Strikeforce, el belga Tarec Saffiedine.

A
ellos se suman Demian Maia, el
brasileño que se mostró imparable desde su debut en la categoría, Rory MacDonald que tiene entre ceja y ceja
la revancha con Carlos Condit pero que deberá recuperarse de su lesión para
recibirla, Jake Ellenberger que ha
estado muy cerca de una oportunidad por el título y la perdió tras caer
noqueado con Martin Kampmann que, a
su vez, sufrió los puños de Hendricks en su última pelea.

En
apenas unas líneas los contendientes abundaron. Muchas veces
la lesión de un campeón hace que la categoría se estanque, se quede en punto
muerto sin entender el camino a seguir. Aquí pasó todo lo contrario, muchos
peleadores se hicieron respetar
durante la ausencia del canadiense quien deberá demostrar por qué es
considerado uno de los mejores libra por libra de la actualidad.

El
primer escollo para Georges St. Pierre
será Nick Díaz en la pelea estelar
del UFC 158 que se realizará el
próximo sábado 16 de marzo, pero sea
quien sea el que salga con el título esa noche, cuando mire adelante tendrá
varios retos. Algunos caerán y otros seguirán con sus ilusiones intactas.

¿Se imaginan un torneo como en las
viejas épocas?

16 peleadores y el ganador sale con el título de campeón algo imposible por el
reglamento pero a la vez extraordinario y único que solamente podría pasar en
esta categoría ya que en ninguna otra el nivel de talento es semejante.