Skip to main content

La nueva cara de Brock Lesnar

Brock Lesnar se define a sí mismo como un hombre simple que disfruta
de la vida familiar en su estancia de Minnesota:

“Todo es muy básico para mí. Cuando estoy en casa, todo es muy simple:
entrenar, dormir, familia, pelear. Es mi vida y me gusta. En los días que
corren, con el internet, las cámaras y los teléfonos celulares, yo soy de la
vieja escuela viviendo en el bosque con mi familia”.

 

Apasionado con la caza deportiva y nacido para competir, Brock dio sus
primeros pasos en la disciplina de la lucha ganando numerosos campeonatos como
amateur.

 

Lesnar ha sido duramente criticado por la prensa especializada en
numerosas ocasiones por sus declaraciones polémicas y pedantes o por ciertas
actitudes que pueden llegar a ser calificadas de antideportivas.

 

En un deporte donde existe una gran camaradería y respeto entre los
luchadores, ciertas actitudes no son apreciadas dentro de un octágono.
Recordemos la reacción de Lesnar en el UFC 100 cuando lograra una victoria
aplastante frente a Frank Mir en el segundo round de la pelea. Cuando el pleito
ya había sido detenido y Mir se encontraba aún sentido por el castigo recibido
durante todo el combate, Brock se acercó hasta él, increpándolo e insultándolo.
La hostilidad entre ambos luchadores ya se había evidenciado en las entrevistas
previas a la pelea. Luego de una charla privada con Dana White, Brock entendió
que se había pasado de la línea y pidió disculpas:

 

“Estaba tan exaltado....Estoy acostumbrado a vender tickets de pague
para ver (PPV). Vengo de un negocio que es puramente entretenimiento. Me
equivoqué y pido disculpas”.

 

Evidentemente, Brock tuvo algunas dificultades de adaptación en su
transición de la lucha profesional (WWE) a las Artes Marciales Mixtas. En el
octágono no existen libretos ni se fingen golpes. El show no es armado
alrededor de los luchadores, son ellos mismos los que sangran, sudan y luchan
para la audiencia. El Ultimate Fighting Championship es tan real como parece, y
sus leyendas nacen y se hacen dentro del octágono.

 

Como muchas veces destacamos sus defectos, debemos resaltar también
sus virtudes y el esfuerzo que ha hecho por ser aceptado por los exigentes fans
del UFC. El pasado sábado, Brock fue derrotado de forma contundente por el
nuevo rey de los pesados Caín Velásquez. Inmediatamente luego de que el
presentador, Bruce Buffer, anunciara la victoria del mexicano, Brock fue
entrevistado y se refirió a Caín de la siguiente manera:

 

“No esperaba nada menos de Caín, es un gran luchador. Yo sabía que
tenía frente a mí un gran desafío. Felicitaciones Caín. Tuve un gran campamento
de entrenamiento. Que puedo decir.....él fue mejor que yo esta noche”.

 

Brock ha demostrado ser de los buenos perdedores que resaltan las
virtudes de sus oponentes y demuestran la humildad necesaria como para aceptar
que hay cosas por corregir y mucho más por aprender. Demos crédito a Lesnar por
todo esto.