Skip to main content

La importancia de un buen control de peso

 
La importancia de un buen control de peso<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />
 
La profesionalización del deporte ha traído consigo la adopción de las Reglas Unificadas de las Artes Marciales Mixtas. Éstas han sido creadas con la finalidad de proteger la salud de los competidores así como también para garantizar un buen espectáculo. La creación de diversas categorías de peso ha puesto sobre la mesa la discusión acerca de la importancia de un buen control de peso previo a un combate.

<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /> 
Generalmente, un luchador tratará de ser el más grande y potente de su división. Es por ello que en los días previos al pesaje para una pelea, reducirá sustancialmente su peso, para llegar al límite permitido de la categoría en la cual peleará. Una vez superado el pesaje, tratará de recuperar los fluidos perdidos, para de esta forma, aumentar nuevamente su peso y estar en óptimas condiciones para la pelea. Este es el proceso que denominamos control de peso y se logra por medio de la deshidratación y posterior rehidratación. Un buen control de peso es aquel que se realiza bajo la supervisión de un especialista, en un tiempo prolongado, acompañado de una dieta adecuada.
 
El proceso de  deshidratación produce una serie de cambios en nuestro organismo como puede ser la reducción del volumen de plasma sanguíneo, que genera una disminución en la cantidad de sangre bombeada por el corazón, forzándolo a trabajar con una mayor exigencia para oxigenar los músculos del cuerpo. Otras alteraciones pueden ser, el aumento de lactato en sangre (más conocido como ácido láctico) que está asociado a la fatiga muscular, el descenso de niveles de testosterona, la disipación del corazón y la reducción del torrente sanguíneo en los músculos.
 
 Así como las artes marciales son consideradas un arte, la pérdida de peso es en sí misma un arte que puede llevar años dominar. El secreto se encuentra en lograr un equilibrio entre potencia y velocidad, que no siempre es sencillo de obtener. Si bien deseamos ser más grandes y fuertes que nuestro oponente, no debemos descuidar nuestra preparación cardiovascular. La performance de un luchador puede verse seriamente afectada por la súbita pérdida de peso previo a un combate, además de ocasionar riesgos potenciales a la salud.
 
El pesaje es un acontecimiento especial dentro de las artes marciales mixtas y los deportes de combate ya que allí se empieza a palpitar la previa a un evento.  El pesaje del fin de semana pasado tuvo como protagonista a uno de los luchadores que, por segunda vez en su carrera, no pudo dar el peso límite de su categoría. Thiago Alves llegó a la balanza con un peso de 171 lbs y medio (el límite de la categoría es 171lbs) por lo que fue penalizado con la quita del 20% de su bolsa.
 
Dar el peso de la categoría es una muestra de profesionalismo y respeto hacia el oponente. Si bien no dudamos de la disciplina y ética de trabajo de Alves, es probable que la categoría de los welter sea muy exigente en términos de peso para él. Thiago es un luchador que usualmente camina con un peso de 200lbs. Rebajar 30lbs para dar la categoría es quizás un esfuerzo demasiado agotador para su organismo.
 
Silva debería evaluar la posibilidad de subir a la categoría de los medianos (185lbs) ya que en sus últimos combates en welter, hemos visto a un Thiago letárgico y exhausto, sobre todo en los últimos rounds de la pelea. Esto puede atribuirse a la súbita perdida de peso a la que debe someterse para poder dar el límite de la categoría.
 
Si bien en la categoría de los medianos tendrá que enfrentar a luchadores de mayor talla, como Anderson Silva o Chael Sonnen, la pérdida de peso para dar con las 185lbs será para él mucho más sencilla y menos desgastante. Thiago deberá abordar el tema del peso de una manera más profesional, bajo la supervisión de un especialista, asegurándose de dar las 170lbs en el próximo pesaje o evaluar sus posibilidades dentro de los medianos. Lo cierto es que el presidente del UFC Dana White ha expresado su malestar con la situación y difícilmente tolere esta situación una vez más.