Skip to main content

Kongo impuso su experiencia

Cheick Kongo, se posiciona nuevamente en carrera como contendiente al título de los pesoscompletos con una victoria en decisión unánime (30-28,30-27,30-27) frente al atleta y ex jugadoruniversitario de fútbol americano, Shawn Jordan, en un pleito que formó parte de la carteleraprincipal del UFC 149: Faber vs Barao. De esta manera, Kongo se convierte en el competidorde los pesos completos con más minutos dentro del octágono, estableciendo un récord difícil desuperar.

Shawn Jordan conoce lo que es la presión de competir frente a un público vasto ya que lo hahecho regularmente como jugador de fútbol americano ante a miles de espectadores:¨La fortaleza mental de jugar al fútbol en un alto nivel frente a 100.000 espectadores y millones detelevidentes y la habilidad para controlar la presión de este tipo me son útiles para este deporte¨explicaba Jordan en una entrevista previa a este combate.Jordan llegó a este combate luego de noquear en el segundo asalto a Oli Thompson en su debutauspicioso en el UFC. Kongo representó un salto en el nivel de competencia, un veterano que seha medido con los mejores de su división.Sin duda, este combate no será recordado como uno de los mejores ni más entretenidos de losúltimos tiempos. Ambos atletas lucharon por las posiciones ventajosas, amarrados en el clinchcontra las rejas en una verdadera guerra de atrición. Jordan no pudo llevar el combate a la lonapese a los innumerables intentos. La férrea defensa de Kongo no tuvo fisura alguna. En losprimeros instantes del combate, el francés utilizó el jab para mantener a raya a su oponente yevitar que éste reduzca la brecha y consiga el derribo. Kongo amarró y sacó provecho del clinchpese a las indicaciones de su esquina que le ordenaba separar e intercambiar. El miembro de laAcademia Wolfslair de Inglaterra, no lució pero consiguió el objetivo principal, la victoria. Kongopudo aferrarse a la espalda de su oponente en un par de ocasiones aunque no logró amenazarcon una sumisión. El francés privilegió el control y no quiso arriesgar más de la cuenta. El público,disconforme, se hizo oír en varias ocasiones con sus abucheos. Los espectadores esperaban unaguerra de pie y se encontraron con dos luchadores amarrados durante 15 minutos. Los pocosintercambios de pie fueron todos en favor del veterano que conectó de forma plena con su manoderecha en un par de ocasiones durante el segundo asalto. En ese segundo capítulo, Kongologró llevar a su oponente a la lona, y tomarle la espalda, pero resbaló cuando intentó asegurarla posición con uno de sus ganchos y terminó con su espalda contra la lona y su rival en posiciónsuperior.Jordan es un muchacho con mucho futuro en la organización y como indicara su entrenador, GregJackson, aún tiene un camino largo por recorrer. Competir con hombres de la talla de CheickKongo lo harán elevar su nivel y éstos minutos valen oro para la joven promesa de la división delos completos. Kongo demuestra que con esta victoria aún sigue vigente y en los puestos de elitede su división.