Skip to main content

Junior Dos Santos busca un lugar en la historia

El
brasileño Junior Dos Santos expondrá
por segunda vez su cinturón de campeón de peso completo frente a Caín Velásquez el próximo 29 de diciembre en la pelea estelar del
UFC 155

Con
una victoria más será el primer competidor de la máxima categoría en ganar sus
primeros 10 combates dentro del octágono y se hará un lugar entre los mejores
de todos los tiempos.

Es
fácil recordar la primera presentación del actual campeón cuando noqueó
brutalmente a Fabricio Werdum en
apenas 81 segundos, pero tras ello
la seguidilla de nombres se pierde y uno los olvida.

Haciendo
un breve repaso podremos darnos cuenta que el nivel de los rivales de “Cigano”
en UFC ha sido realmente muy alto y que él se sobrepuso a cada uno de ellos con
la fuerza de sus puños. Stefan Struve,
Mirko Cro Cop, Gilbert Yvel, Gabriel Gonzaga, Roy Nelson,
Shane Carwin, Caín Velásquez y Frank Mir sucumbieron ante él y sólo Nelson y Carwin pudieron escuchar la
última campana.

Muchos
dudan de su nivel en el suelo, pero la última semana recibió el cinturón negro de Jiu Jitsu Brasileño
de la mano de su profesor de toda la vida: Yuri
Carlton
. ¿Por qué dudan? Porque prefiere mantener el combate de pie y
castigar a sus rivales con los dos puños más temidos de la división.

Con
apenas 28 años ha conseguido lo que
muy pocos a su edad y en esta categoría: Situarse en el pedestal más alto y ser
considerado el mejor del mundo. Sólo
Caín Velásquez puede opacarlo, pero tras su primer enfrentamiento quedó claro
que los golpes del brasileño lastiman y mucho. Ese 12 de noviembre del año 2011 un misil teledirigido de Dos Santos
dejó tendido al mexicano en el suelo decretando su triunfo por nocaut al minuto y 4 segundos de la primera vuelta.

Esa
noche JDS no sólo se convirtió en
campeón de la máxima categoría en los deportes de combate, sino que también
pasó a ser el mejor peleador del mundo.
Algo que muchos pensaban, pero que no tenían cómo comprobar hasta entonces. Ahora
deberá revalidar lo que hizo hace poco más de un año ante un Caín que llega con
ritmo y sin ningún problema físico, destacando que ese día venía de recuperarse
de una operación en el manguito rotador del hombro.

“Considero
que actualmente soy el número 1 y
que Velásquez es el número 2 y yo
quiero pelear con los mejores del mundo. Me encanta noquear a mis rivales y me
encantaría poder hacerlo de nuevo con él. Es muy bueno intercambiando golpes,
pero si decide quedarse de pie,
estoy seguro de que terminará nuevamente
como nuestra primera pelea
”, dice el campeón.

Muchos
hablan de Alistair Overeem como otra
posible amenaza para el nacido en Santa
Catarina
y, si bien no piensa aún en una posible pelea contra el holandés,
deja muy claro en que no tendrá inconvenientes cuando llegue el día.

“Viene
de fallar un control anti doping y eso es muy malo, no creo que merezca la
oportunidad así que deberá ganársela. Estoy aquí para pelear con quien UFC
ponga frente a mí y cuando le toque su
momento lo noquearé
. Pero hoy mi preparación está enfocada únicamente en
Caín”, concluyó.

Junior Dos Santos está mentalizado en ganar
la revancha y seguir con el cinturón. Sin embargo hay un record que mira de
reojo y le interesa: Ser el primer peso completo de la historia de UFC en
llegar a los 10 triunfos consecutivos
¿Lo logrará?