Skip to main content

José Aldo retiene en su patio de atrás

El campeón de peso
pluma del UFC, José Aldo, retuvo su título
de manera enfática en su tierra natal y frente a una afición sumamente exaltada
por tal acontecimiento durante la noche de ayer en UFC Río. Su debut en una cartelera principal no podía haber sido
más auspicioso. El brasileño puso fin al invicto del norteamericano Chad Mendes, quien poco pudo
hacer frente a la espectacularidad del monarca de las 145lbs.

Cuando sólo faltaba
un segundo para la chicharra de cierre del primer asalto, Aldo logró separar
los brazos de Mendes que aferraban su cintura y conectó un poderoso rodillazo
que lo llevó a la lona. Una vez allí, dos puñetazos en el rostro fueron
suficientes para la oportuna intervención del referí del encuentro, Mario Yamasaki.

Aldo festejando con el públicoEl delirio del público
contagió al campeón que rápidamente salió disparado del octágono hacia las
gradas y se dejó llevar por el éxtasis del momento. Levantado en andas
por alguien del público, José exhibió con orgullo la bandera del club de sus
amores y nuevo auspiciante, El Flamengo de Río de Janeiro. Aldo es el campeón
del pueblo, un símbolo del esfuerzo y del trabajo duro. Un hombre que salió de
la marginalidad gracias a la práctica de la Artes Marciales Mixtas.

Con este nuevo
triunfo, Aldo cimenta su lugar dentro de los mejores competidores libra por
libra de las Artes Marciales Mixtas. Junior ha ganado sus últimos 14
compromisos y no pierde desde el año 2005.

Aldo defendiendo un intento de derriboLa clave de la
victoria estuvo en la excelente defensa frente a los derribos del luchador
norteamericano. Aldo es uno de los mejores en ese rubro, defendiendo el 94% de
los intentos de derribo. En esta ocasión, el brasileño fue demasiado atlético y
escurridizo para evadir los cinco intentos de derribo de Mendes.

La posibilidad de la
hazaña su esfumó rápidamente para un Mendes que buscaba arrebatarle el título
al campeón en su patio trasero. En la entrevista post combate, el retador
resaltó las virtudes de su oponente:

¨José es un gran
campeón. Yo quería mantener la presión y acortar la distancia para poder
aferrarme a él. Tiene una gran defensa frente a los derribos y unos
desplazamientos muy buenos. Viendo los videos de sus combates me di cuenta que
sería difícil derribarlo. Fue mejor que yo esta noche.¨ señaló un Mendes
sumamente humilde en la derrota.

Aldo parece no
sentir la responsabilidad de compartir el podio con Anderson Silva o Junior Dos Santos. El campeón llevará
la antorcha y correrá la posta cuando éstos ilustres guerreros ya no nos
deleiten con sus habilidades dentro de el octágono. Sencillamente un fuera de
serie.