Skip to main content

Jon Jones, el futuro llegó

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

“No puedo
esperar, quiero ese cinturón y
espero que sea mi momento” – Jon Jones

Tiene 23 años,
13 combates como profesional y una derrota por descalificación (erróneo
criterio del árbitro).  De las 12
victorias, 6 fueron dentro del octágono y su nivel aumentó progresivamente
desde su debut, él es Jon Jones uno de los peleadores más talentosos de los
últimos tiempos.

El 5 de febrero
sometió a Ryan Bader (invicto hasta ese momento) y se enteró que Rashad Evans
no iba a pelear por el título.
Inmediatamente ganó la oportunidad de enfrentar a Mauricio “Shogun” Rua por el campeonato de los pesos semipesados el próximo sábado.

“Mi objetivo es
ser considerado el mejor de todos los tiempos y para eso tendré que ganar el
título. Shogun es un gran peleador y lo respeto, pero estoy en el mejor momento
de mi carrera”, reconoce el oriundo de Nueva
York
.

Muchos pensaron
que la preparación para un combate de esta magnitud sería corta y distaría de
ser adecuada. Jones opina lo contrario y dice que ha sido aún mejor de lo que
esperaba.

“La cantidad de horas en el gimnasio no han
sido problema. Normalmente entreno de 6 a 8 semanas antes de un combate, la
única diferencia fue que esta vez no tuve descanso. Terminé mi combate con
Bader y a los dos días ya estaba otra vez practicando
pero lleno de energía, algo que no es normal después de tomarte unas pequeñas
vacaciones”, reconoce.

El mundo de las AMM
se sorprendió cuando Joe Rogan entró al octágono y le preguntó si aceptaba una
oportunidad titular, Jones no lo dudó y el sábado la tendrá.

“¿Fue todo
demasiado rápido? Sí, lo fue. Esperaba esto para fin de año, no marzo, pero cuando
te dan una oportunidad así hay que aprovecharla.
Tengo mucha confianza en mí mismo y
sé que tengo las habilidades para llegar al lo alto de la categoría”, dice
ilusionado.

Nadie lo deja en
paz y todos le preguntan sobre su relación con Rashad Evans y una posible pelea entre ellos. Él está relajado y en
lo único que se enfoca es en su preparación.

“Todos quieren
saber que opino de Rashad y odio que hagan eso. En estos momentos soy yo contra
mí mismo, estoy venciendo todas mis
debilidades. Le quiero ganar a mi resistencia física, a mi falta de confianza,
a todo lo que pueda hacerme mal para el combate contra Shogun. Rashad no tiene
nada que ver en esto y me molesta que hablan tanto de él”, reconoce enfurecido.

El punto fuerte
a favor es la escasa competencia que
tuvo Rua en los últimos tiempos. Si bien es el campeón de la categoría más
completa de UFC, no pelea desde que noqueó a Lyoto Machida en mayo del año
pasado y viene de una grave intervención
en la rodilla. Y eso es lo que puede hacer que el joven de 23 años de un paso
enorme en su carrera y deje de ser considerado el futuro de la división para
empezar a ser llamado como el presente.