Skip to main content

Johny Hendricks ya no será eclipsado

Luego de la victoria frente a Carlos Condit el pasado UFC 158, Johny
Hendricks
no admite otra posibilidad que la de disputar el título frente al
campeón Georges St-Pierre en su
próximo compromiso. 

Y no es para menos teniendo en cuenta
que Hendricks ha esperado con ansias este momento y ha visto cómo Nick Díaz le arrebatara esa posibilidad
cuando todo parecía indicar que lo merecía aún más que este último.

Nadie duda ahora que Johny Hendricks
es un legítimo contendiente. El oriundo de Oklahoma tan solo ha caído en una
ocasión en su carrera profesional frente a Rick
Story
por decisión hace casi dos años y medio. Desde aquella derrota, Johny
ha ganado sus próximos seis encuentros enfrentando a cinco top ten en Pierce, Fitch, Koscheck, Kampmann y
Condit.

El ex campeón nacional de lucha es la
versión 2.0 de Dan Henderson, con
capacidad de nocaut en su mano izquierda, una quijada de acero y un wrestling
ofensivo que penetra cualquier defensa:

“Yo
luché en la División 1. Fui campeón nacional. Aquí, en el mundo de las MMA (Artes Marciales Mixtas por sus
siglas en inglés) la gente parece no reconocer mi nivel en la lucha. Una de las
cosas que he probado en mi carrera es que mi lucha es tan fuerte como la de
GSP”  señala “Bigg Rigg”.

Hendricks
tiene un arsenal completo y representa una amenaza seria para el campeón. Johny
no será derribado tan fácilmente por GSP como Díaz y además tiene la capacidad
de absorber castigo y arremeter con un golpe fulminante de mano izquierda. Pero
el campeón lo ha visto todo dentro del octágono. En sus 10 defensas exitosas ha
enfrentado a wrestlers (Koscheck, Hughes,
Fitch) strikers (Condit, Alves,
Hardy
) y a especialistas en el “arte suave” como Penn, Serra y Diaz.

Johny
está decidido a esperar por la decisión de GSP en cuanto a defender nuevamente
el título o subir a las 185lbs para enfrentar a Anderson Silva en lo que sería su último combate en el octágono.
GSP tiene pendiente la grabación de la película “Capitán América” donde
encarnará el personaje del villano Batroc de Leaper, algo que le demandará un
tiempo fuera del entrenamiento. Hendricks ya retomó sus entrenamientos con su
mente en el objetivo, el cinturón de las 170lbs:

"No se equivoquen, esperaré a GSP esta vez. Tuve
que tomar otro combate para probarle a los fans que soy el contendiente número
uno y merezco el lugar. Después de derrotar a Carlos Condit, demostré que lo
merezco. Hice todo lo que GSP ha hecho. En mis últimos 5 combates tengo
exactamente el mismo récord contra los mismos oponentes que él” señala el
retador.

GSP tomará una decisión en los próximos días. De
concretarse esta pelea, la carrera del campeón se extendería, ya que el paso
definitivo a las 185lbs será el último desafío de su carrera.