Skip to main content

Hasta siempre Forrest

El ex-campeón peso semi completo del UFC y ganador de la primera temporada de The Ultimate Fighter Forrest Griffin anunció su retiro como peleador profesional.

Forrest Griffin dejó una
huella imborrable en el UFC, un camino que comenzó a transitar en el año 2005,
cuando ingresó en la primera temporada de The Ultimate Fighter (TUF), hasta gnar el campeonato contra Rampage Jackson en UFC 86 (vean esa pelea dando click aquí)

El ex policía de Georgia no
necesitó plantar un árbol, escribir un libro o 
tener un hijo para trascender, pese a haber tachado de su lista los dos
últimos ítems. Forrest nació para luchar en la jaula y optó por dar un paso al
costado al no poder rendir en su máximo potencial y habiendo cancelado sus
últimos tres combates pautados por diversas lesiones:

“¿Cuantas peleas puedes posponer sin convertirte en una
inversión insegura?” se preguntó el propio Forrest al anunciar su alejamiento
del UFC. “Fue raro para mí. Vi la pelea entre Brian Stann y Wanderlei
(Silva) y pensé que si no tenía en mí otro de esos combates, entonces todo esto
ya no tenía sentido” expresó el ex integrante del Xtreme Couture de Las Vegas.

Forrest es un personaje único por su carisma,
personalidad y estilo, que se reflejan tanto dentro como fuera del octágono.
Sumamente autocrítico, Forrest dejó una cita célebre en su paso por la casa de
TUF “No soy grandioso pero pelearía con cualquiera”. Esta frase lo pinta de
cuerpo y alma. Forrest Griffin no tiene libreto y le quita dramatismo a un
deporte que carece de personalidades como la suya. Luego de salir disparado del
octágono al perder de forma categórica con el mejor peleador de la historia,
Forrest se refirió al suceso de esta forma:

“Él me golpeó en la quijada repetidas veces. Estaba muy
confundido. Trataba de golpearlo pero literalmente movía su cabeza fuera de mi
alcance y me miraba como pensando que yo era estúpido por hacer algo así. Me
miró pensando – ¿Oh, realmente piensas que podrás golpearme? Que cosa más
estúpida de pensar hombre blanco y lento- Me sentí avergonzado hasta por tratar
de golpearlo y por un momento creí que era un niño tratando de luchar con su
papá” explicaba cómicamente Forrest como él solo sabe hacerlo.

Forrest Griffin es un hombre auténtico e impulsivo, le
pese a quien le pese. Cómo no recordar el momento bizarro en el que Griffin le
arrebató el micrófono a Joe Rogan
para entrevistar a Tito Ortiz, luego de vencerlo en su combate de despedida.
Seguramente la intención del ex campeón no haya sido robarle el protagonismo al
miembro del Salón de la Fama. Luego de pedirle disculpas a Tito en repetidas
oportunidades durante la conferencia de prensa, Forrest se refirió al episodio
diciendo “Honestamente, no estaba pensando”.

Griffin protagonizó junto a Stephan Bonnar “el combate más significativo de la historia” como
recuerda Dana White al encuentro que
redefinió la historia del UFC (vean esa pelea dando click aquí).  El reality
show estaba en su fase de experimentación y el éxito de este último capítulo
extendió el contrato con Spike TV y atrajo a 10 millones de personas. En aquel
encuentro no hubo perdedores, ambos competidores obtuvieron el contrato de seis
cifras por su entrega y corazón.

Ocho años han pasado de aquel encuentro y aún hoy las
preguntas se dirigen hacia aquel momento. Forrest seguirá vinculado al UFC,
seguramente colaborando desde el lugar que más disfruta, ayudando a los más
necesitados.  Dana ya tiene pensado un
rol para Forrest y tiene altas expectativas puestas en él:

“Esperemos que trabaje más que Chuck Liddell” bromeó Dana. “Creo que estamos donde estamos gracias
a este hombre. Tuvimos esta noche un evento con un estadio repleto con gente
enloquecida por todos lados, y Forrest es uno de los pilares en este deporte y de
esta empresa” resaltó Dana en conferencia de prensa en la madrugada del
domingo.

Forrest será inmortalizado en el Salón de la Fama del
UFC
, y como no podía ser de otra forma, lo hará junto a Stephan Bonnar. La
historia no podía terminar de otra manera.