Skip to main content

Gomi vs. Sánchez, una batalla muy esperada

El mexico-americano Diego Sánchez regresa al Octágono en UFC on FUEL 8 Silva vs Stann contra el estelar japonés Takanori Gomi el próximo sábado 2 de marzo

Diego Sanchez en su último combateEl local buscará por primera vez conseguir tres
triunfos consecutivos en UFC mientras que Diego bajará nuevamente a peso ligero
tras una exitosa primera etapa en la división.

Gomi, de 34 años, fue campeón de la categoría en Pride
y se lo consideró durante mucho tiempo el
mejor en su peso
. Con el correr de los combates fue perdiendo esa explosividad y potencia que tanto lo caracterizaba, pero ahora parece estar en un
reverdecer de su carrera. Tras un complicado comienzo con un triunfo y tres
derrotas dentro del octágono acumuló dos buenas victorias ante Eiji Mitsuoka y Mac Danzig. Hay que tener en cuenta que siempre se mostró mejor
peleando en tierras orientales y esta puede ser su oportunidad.

Sánchez, por su parte, regresa a las 155 libras,
división que lo vio pelear por el cinturón
en diciembre del 2009, en el UFC 107,
cuando perdió con BJ Penn por un
corte en el quinto asalto. Tras ese combate volvió a peso welter, pero su
derrota ante Jake Ellenberger le
demostró que su verdadera casa se encuentra en los pesos ligeros y por eso
volverá a la categoría que más cerca del título lo vio.

Con grandes victorias a lo largo de su carrera con
rivales muy respetados a nivel mundial, Gomi se hizo un lugar en la elite del deporte utilizando una buena base de lucha y unas combinaciones de puño realmente
increíbles, tanto es así que posee el record del nocaut más rápido en la
historia de Pride, terminando con las aspiraciones de Ralph Gracie en apenas 6 segundos. Sin embargo le costó mucho
adaptarse al octágono y al reglamento unificado de las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés).

Diego, en cambio, ha peleado toda su vida con las
mismas reglas y es uno de los “originales”
de The Ultimate Fighter ya que ganó
la primera temporada en la categoría
de los pesos medios. Así es, los primeros combates en UFC de Sánchez fueron en
el límite de las 185 libras, 30 más
de las que peleará el 2 de marzo.

Gomi estaba buscando hace tiempo un rival ofensivo que
le permita prenderse en una lucha de “toma
y dame”
y Diego es el peleador adecuado para ese estilo de combate. Una presión asfixiante, un ritmo frenético y una velocidad que
pocos han logrado siquiera conseguir, hacen de Sánchez un oponente realmente
muy complicado para las aspiraciones del japonés, quien tendrá que defender los derribos una y otra vez y generar el espacio necesario para impactar sus golpes.

Tal vez pocos lo saben, pero mucho se habló de un posible enfrentamiento entre estos dos
excelentes competidores en el año 2007
cuando Pride iba a realizar un Grand
Prix
de pesos ligeros. La historia que sigue sí es conocida: UFC adquirió a
la gigante empresa nipona y nos privamos de este gran combate.

Pero 6 años después llegará el día, tal vez no estén
en su mejor momento, pero de algo hay que estar seguros, cuando Takanori Gomi y Diego Sánchez estén
frente a frente en el octágono se va a desatar una batalla que será inolvidable.