Skip to main content

Glover Teixeira: Más cerca del título

Glover Teixeira buscará su cuarta victoria en fila, llegando
como amplio favorito  frente a James Te Huna en el UFC
160
, velada que tendrá lugar en el MGM Grand Garden de Las Vegas, Nevada
este sábado por la noche. 

Teixeira llegó a los Estados Unidos con una
mano atrás y otra delante. Trabajó como jardinero para enviar dinero a su
familia en Brasil. Glover recuerda cada detalle de su travesía a los Estados
Unidos en 1999. La primera escala fue Colombia y de allí tomó un barco a
Guatemala. De Guatemala partió a Tijuana, México, donde pasó la noche en una
habitación junto a una docena de personas en su misma situación, que cruzarían
la frontera de forma ilegal:

“Teníamos que esperar que bajara la neblina
de la madrugada para cruzar. Tuvimos que esperar 8 días.  El coyote vino y me dijo -vas a tener que
pasar con cocaína- Yo le dije que no lo haría ya que si me encuentran sin drogas
sería deportado pero con ellas iría a la cárcel” explica Glover sobre la dura
realidad de un inmigrante.

 A los
22 años de edad, las MMA (Artes
Marciales Mixtas por sus siglas en inglés) atrajeron su atención y luego de
caer en su debut, Glover conocería a John
Hackleman (entrenador de Chuck
Liddell por aquellas épocas) quien lo invitó a entrenar con su equipo:

“Traté de luchar con Chuck la primera vez que
entrenamos juntos y me llevó al suelo 15 veces. 
Me golpeaba tantas veces que era frustrante. Chuck comenzó a ayudarme
cada día. Él era el campeón y se tomaba el tiempo de ayudarme. Es un gran
hombre. Nunca le podré pagar devuelta” explica Glover sobre su experiencia
junto a Liddell.

Problemas migratorios lo obligaron a retornar
a su país de origen para someterse a un proceso consular con la finalidad de
entrar nuevamente a los Estados Unidos de forma legal:

“Fue un error y pagué por eso. Los tres años
que pasé en Brasil fueron como estar encadenado, por no poder cumplir mi sueño
de pelear en el UFC” explica el brasileño arrepentido.

Su historia tiene un final feliz ya que en
diciembre de 2011, Glover consiguió su tarjeta verde para entrar en los Estados
Unidos.  Desde su llegada al UFC,
Teixeira se vio imparable ganando los tres combates que disputó frente a Kyle Kingsbury, Fabio Maldonado (véanla gratis aquíy Quinton Jackson:

“Ahora que finalmente está en el UFC, Glover
perseguirá el título muy rápido. Él puede vencer a cualquiera en el top 5,
inclusive a Jon Jones” destaca el miembro del Salón de la Fama, Chuck Liddell.

Teixeira rankeado número  4, enfrenta a Te Huna, uno de los prospectos
con mejor proyección en las 205lbs, aunque fuera del top 10 de la categoría.
Una victoria sobre el neozelandés no le hará escalar demasiadas posiciones en
el ranking. El brasileño tiene más para perder que para ganar de este
encuentro.

Te Huna, llega en un gran momento personal,
con cuatro victorias al hilo después de la caída frente a Alexander Gustafsson. El gran samoano Mark Hunt, con quien compartirá cartelera este sábado, ha sido su
máxima influencia dentro de la jaula, alguien a quien estima y con quien ha
compartido varias sesiones de sparring. Te Huna acompañó a Hunt a un par de
combates en el Pride de Japón y fue testigo del éxito de un hombre con un
pasado muy similar al suyo:

“Mark me hizo dar cuenta que si pongo todo mi
esfuerzo y sacrificio, puedo ser exitosos en este deporte. Él es una gran
influencia” explica Te Huna.

Para Glover Teixeira una victoria no será
suficiente para acceder al combate por el título, por más que finalice este
combate con autoridad. Glover tiene aún un combate pendiente con algún peso
pesado de la categoría para poder aspirar al premio mayor. Te Huna puede darle
ese impulso para retar a alguien de mayor nombre en  una división sumamente competitiva.