Skip to main content

Georges St-Pierre: Enfocado y enojado

El
canadiense Georges St. Pierre
expondrá su cinturón de peso welter el próximo sábado 16 de marzo frente al estadounidense Nick Díaz en la pelea estelar del UFC 158 que se realizará en el Bell Centre de Montreal, Quebec, Canadá

Un
combate esperado por años pero por primera vez pedido por el campeón que quiere
imponerse ante alguien que lo viene desafiando hace mucho tiempo.

Desde
su primer combate en el octágono en el año 2004,
St. Pierre aceptó a cuanto rival le pusieran frente a él. Nunca pidió por una
pelea ni reclamó nada en cuanto a sus oponentes. Él podía considerar apto o no
para enfrentarlo, pero nunca se quejó. Siempre salió al octágono e hizo su
trabajo. Pasaron 19 peleas, 17 de
las cuales salió con su brazo en alto y las 2 derrotas ante Matt Hughes y Matt Serra pudo vengarlas.

Se
arrodilló ante todos y pidió la oportunidad titular, le dijo a Hughes que no
estaba impresionado con su performance y que quería tener una revancha. Ese sería el único pedido que se le puede otorgar al
canadiense, pero se había ganado el derecho.

Ahora
es todo diferente a ese momento. St. Pierre ha derrotado a cuanto rival se le
pusiera delante, dominó a todos y
cada uno de ellos en sus mejores momentos y dejó en claro que el cinturón de
peso welter tenía dueño. Pero la confrontación es personal. Nick Díaz habló
mucho, demasiado para el gusto del campeón y quiere zanjar todas las
diferencias dentro del octágono.

Esta
ocasión es la tercera en la que ambos intentarán enfrentarse. En la primera,
que se realizaría en el UFC 137,
Díaz no se presentó en los compromisos de prensa y, a modo de castigo, Dana
White le quitó la oportunidad. En la segunda, UFC 143, la rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla de GSP
hizo que Nick se enfrente con Carlos
Condit
con el interino de peso welter en juego. Ahora, a días de la
gran pelea, parece que nada los detendrá.

Estoy muy motivado para este combate
contra Díaz. Muchos hablan de que debería enfrentarme con Johny Hendricks, pero a mí eso no me interesa. Mi pelea con Nick es
lo que la gente quiere ver y lo que la gente tendrá. Yo estaría encantado de
darle una oportunidad a Hendricks, pero el que merece la posibilidad en este
momento es Díaz”, explica St. Pierre.

Con
31 años el canadiense se ha forjado un nombre en el mundo de las Artes
Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés) y muchos lo consideran el mejor peleador libra por libra de la actualidad o, al menos, lo sitúan entre los
tres del escalafón. Y vale destacar que se lo ha ganado.

Cuando
uno recorre la carrera deportiva de Georges se encuentra, además de las ya
nombradas victorias ante Hughes y Serra, peleadores de la talla de BJ Penn, Sean Sherk, Jon Fitch, Thiago
Alves
y Carlos Condit por solo
mencionar algunos. Pero con Nick Díaz es diferente.

La
noche del sábado 16 de marzo, Georges St. Pierre entrará al octágono
queriendo terminar con su rival, dejando en claro por qué pidió esa pelea. El canadiense está enojado como nunca antes en su vida ¿Podrá aprovechar eso Díaz a su
favor o terminará siendo un problema más de todos los que tiene que resolver?