Skip to main content

Francis Carmont, discípulo de GSP

El
francés Francis Carmont se
enfrentará el próximo 17 de noviembre a
Tom Lawlor en una de las peleas
estelares del UFC 154 en la que uno
de sus mentores, Georges St. Pierre, buscará unificar su cinturón de
campeón de peso welter ante Carlos Condit.
¿Cuánto le costará a Carmont no tener a GSP en su esquina? ¿Será un factor
determinante?

*Revisen horarios, canales y links para ver UFC 154.

Su
debut dentro del octágono fue hace poco más de 12 meses. El 29 de octubre del año 2011 hacía su presentación frente al
siempre complicado Chris Camozzi. Luego
de una dura batalla lo venció por decisión
unánime
. Con un muy buen estilo para derribar y castigar en el suelo poco a
poco inclinó el combate para su lado.

Luego
le tocó ir al UFC realizado en Suecia, después de un primer asalto complicado
ante Magnus Cedenblad lo sometió en
el segundo con un estrangulamiento
trasero
. La tercera victoria llegó sobre el checo Karlos Vemola, también por esa vía y en ese mismo asalto. Allí
demostró que su striking también es muy completo y dominó todas las facetas de
la pelea para salir con su brazo en alto.

Si
a esos triunfos, le sumamos los anteriores, hace ocho combates que no sabe lo
que es salir derrotado redondeando un record de 19 victorias y 7 derrotas y demostrando una notoria mejoría en sus
últimas presentaciones.

Cuando
se mida con Tom Lawlor tendrá que
pasar por otro reto duro para su carrera. Luego de haberse mudado a Canadá
comenzó a entrenar en el Tristar Gym
y se hizo muy amigo de Georges St.
Pierre
quien también peleará el 17 de noviembre por lo que no podrá estar
en su esquina como en ocasiones anteriores.

Imaginen
el nivel de entrenamientos al que ha
sido sometido Carmont ya que utilizó un régimen similar al del campeón de peso
welter. Prepararse los dos juntos para una misma fecha, seguramente lo habrá
ayudado a Francis a llegar a un nuevo nivel ¿Por qué? Sencillo, no es lo mismo
hacer de sparring en la preparación que estar entrenando
los dos al mismo tiempo de cara a un combate. La intensidad sube al máximo y
ninguno quiere dejar nada librado al azar.

Tom
Lawlor, veterano de la octava temporada de The
Ultimate Fighter
y uno de los más excéntricos competidores que alguna vez
haya pisado el octágono será su rival. Un peleador con mucho poder de nocaut,
rápido con las sumisiones y muy buen nivel de lucha. Sería algo así como pelear contra un espejo, enfrentarse
con alguien que puede hacer las mismas cosas y complicarlo será la prueba que
le espera a Carmont.

“Conozco
a Tom y sé que es muy duro. Muy buen
peleador quien siempre sale a darlo todo. Puede hacer lo que sea, intercambiar
golpes, intentar derribarte o buscar someterte. Es una pelea realmente muy
complicada, pero estoy listo para lo que sea”, comenta el francés de 31 años.

Francis
Carmont demostró con el correr de los combates que ha tenido una evolución constante y sostenida. Si a eso le sumamos el apoyo y la ayuda de
Georges St. Pierre en cada una de sus peleas, podríamos decir que el discípulo
del campeón welter tiene todo para ser un nombre a tener en cuenta en la
división de peso medio, sólo el cielo es su límite.