Skip to main content

Fabricio Werdum, un as de Jiu Jitsu

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Overeem,
ten cuidado. Si nos quedamos intercambiando golpes te noquearé y si vamos al piso te someteré.
Sabes que eres mi hijo y que siempre lo serás” – Fabricio Werdum

Muchos
peleadores mantienen el perfil bajo durante toda su carrera. Poseen un
excelente nivel y cinturones en su poder, pero no salen a la luz por lo que
dicen o hacen. De ese estilo parecía ser Fabricio
Werdum
hace un año cuando le dieron la oportunidad de pelear contra Fedor Emelianenko, pero luego de vencerlo se
convirtió en otro totalmente diferente y lo está demostrando.

El
próximo sábado encabezará la cartelera de Strikeforce
junto a Alistair Overeem en uno de
los combates más esperados de la primera ronda del torneo de pesos pesados. Es una revancha de la pelea en la que el
brasileño sometió al holandés allá por el año 2006 cuando ambos recorrían el cuadrilátero de Pride.

“Éramos
dos peleadores completamente diferentes y es normal que ambos hayamos evolucionado desde ese día. Yo no estoy
preocupado por él, estoy preocupado por mí y por los avances que yo mismo hago
cada vez que estoy en un entrenamiento”,
comenta el oriundo de Porto Alegre.

“Es
obvio que se ha transformado en un excelente
peleador. Pero yo soy mucho más
completo que él. Sí, ganó el torneo de K-1, sin embargo para mí no es necesario
mantener las acciones de pie. Estas son artes
marciales mixtas
y estoy en todo mi derecho de derribarlo y someterlo”,
reconoce.

Werdum,
de 30 años, tuvo un paso desacertado por UFC con un registro de 2 victorias y 2
derrotas. Su primera presentación fue con caída ante Andrei Arlovski para luego triunfó sobre
Gabriel Gonzaga y Brandon Vera. En ese momento se creía que
podría pelear por el título, pero la aparición de Brock Lesnar lo relegó y lo envío contra Junior dos Santos, frente a quien cayó noqueado y así se despidió de la
empresa.

“Fueron
otros tiempos, tuve grandes problemas de concentración y no me interesaba
entrenarme adecuadamente porque creía que merecía una oportunidad por el título. Es algo del pasado que ya
solucioné”, explica.

Y su
tan ansiado día de gloria llegó. El 26
de junio de 2010
entró a la jaula contra Fedor Emelianenko. El
plan de Werdum era claro, llevar la pelea al suelo, donde más cómodo se sentía
y lo hizo. Tras un golpe del ruso, fingió estar sentido y cayó directamente en
su guardia. Un rápido movimiento de piernas enganchó a Emelianenko en un triángulo del que pudo salir cuando se rindió
y el árbitro los separó.

“Estoy
seguro que junio es mi mes de la suerte.
Esa noche fue estupenda porque nadie esperaba verme ganar y lo hice. Ahora me
vuelve a tocar pelear en junio, con un año de diferencia y otra vez me vuelven a
creer inferior. Voy a demostrar que están equivocados y saldré con mi brazo en
alto”, concluye optimista.

Fabricio
Werdum, un peleador que salió a los
medios luego de ese gran triunfo y que parece no querer apartarse por mucho
tiempo. Antes no era muy reconocido y ahora se transformó en uno de los mejores
pesos pesados del momento. Todo eso por ser un as del Jiu Jitsu y someter a Emelianenko. Que no queden dudas, si
hace lo mismo con Overeem, dentro de poco pedirá el título de Caín Velásquez o su revancha con Dos Santos.