Skip to main content

Faber vs Jorgensen: Dos amigos se baten a duelo

Urijah Faber ha sido el mentor de varios
atletas de su equipo Alpha Male en
Sacramento. Entre ellos ha promovido a Scott
Jorgensen
, rival al que estará enfrentando el sábado 13 de abril en la
función de cierre de la decimoséptima temporada de TUF (The Ultimate Fighter). 

Los
destinos de Urijah Faber y Scott Jorgensen se cruzaron casi de casualidad hace
9 años durante un torneo de wrestling en Reno, Nevada. Urijah se desempeñaba
como asistente del equipo de la Universidad de UC Davis y Jorgensen estaba allí
como representante de la Universidad de Boise State. Como fanático de las MMA (Artes Marciales Mixtas por sus
siglas en inglés) Jorgensen reconoció a Urijah, quien ya competía en los
circuitos locales de California. Un consejo del “California Kid” le daría
fuerzas para probarse en este deporte:

“Deberías
probarlo. Te gustará. Ganarás algo de dinero” le dijo Urijah en aquel torneo.

Tiempo
después, Jorgensen viajaba regularmente Sacramento para entrenar con el
incipiente equipo que Urijah estaba formando allí. La amistad no parece ser un
impedimento para que estos dos atletas se enfrenten a golpes en una jaula.
Tampoco es una situación nueva para ellos, teniendo en cuenta que han
compartido duras sesiones de sparring en el pasado:

“A
pesar de nuestra amistad vamos a ir allí adentro y nos golpearemos hasta el
cansancio para ganar el bono por la - pelea de la noche- y mostrar por qué dos
amigos pueden luchar y dar un show como parte de su trabajo” explica Jorgensen
quitándole dramatismo a este encuentro. 

Varios
eslabones unen a ambos atletas, descontando la amistad y el respeto que se
profesan. Scott y Urijah formaron parte de la plantilla de la difunta WEC (World Extreme Cagefighting)
compartiendo registros negativos frente al actual campeón de las 135lbs del UFC, Dominick Cruz y frente al campeón interino, Renan Barao. Si hablamos de estilos, la similitud entre ambos es
notable.  Tanto Faber como Jorgensen
tiene como disciplina de base el wrestling pese a privilegiar el striking en
varios de sus combates.

“Young
Guns” ha aprendido de sus dos derrotas consecutivas frente a Eddie Wineland y Renan Barao, y se ha
inclinado por un abordaje más científico del deporte, analizando los videos de
sus oponentes, tomando nota de los puntos fuertes y débiles y desarrollando una
estrategia acorde con su equipo de trabajo:

“Después
de tantos combates, aprendes que la estrategia se planifica por alguna razón”  explica Jorgensen haciendo referencia a su
tendencia a tirar por la borda toda planificación previa.

Como
todo wrestler que descubre el poder de sus puños, Jorgensen fue poco a poco
dejando de lado su fuerte, la lucha y es por ello que trabaja para volver a sus
raíces e intenta reencontrarse con la disciplina que le ha dado mayores
satisfacciones:

“Mis
últimos combates puede que no lo han reflejado pero yo sé que soy uno de los
mejores wrestlers de la división. Tengo que recordar de dónde vengo y
mantenerlo de esa forma” explica el 

Si hilamos un poco más fino, notamos que
Urijah es el boxeador con técnica mejor pulida y Jorgensen el clásico brawler
con manos pesadas. Sus estilos son atractivos ya que por lo general, están
dispuestos a correr riesgos y no se conforman con la victoria. Urijah tiene la
experiencia de su lado y es el claro favorito en las apuestas. Jorgensen va por
la hazaña.