Skip to main content

En UFC se habla español

Por Emiliano Cándido - El invicto mexicano Caín Velásquez venció por nocaut a los 2 minutos y 20 segundos del primer round al brasileño Antonio Rodrigo Nogueira en la pelea central del UFC 110 disputado en Sydney, Australia. En la co estelar Wanderlei Silva consiguió el triunfo por decisión unánime frente a Michael Bisping.

Por Emiliano Cándido

El invicto mexicano Caín Velásquez venció por nocaut a los 2 minutos y 20 segundos del primer round al brasileño Antonio Rodrigo Nogueira en la pelea central del UFC 110 disputado en Sydney, Australia. En la co estelar Wanderlei Silva consiguió el triunfo por decisión unánime frente a Michael Bisping.

Como pocas veces en la historia el público explotaba de emoción con cada peleador que ingresaba al octágono. Con la euforia que provocó este primer viaje del octágono a tierras australianas, seguramente la decisión de volver se tomará pronto.

En el combate principal de la velada, el mexicano Caín Velásquez dio una clínica de boxeo y emuló a Frank Mir para ser los únicos capaces de detener antes de que sonara la campana a Minotauro Nogueira.

En esta ocasión Velásquez (8-0) lo hizo con un boxeo que rozó la perfección mediante el cual mantuvo siempre a distancia a un Nogueira (32-6-1, 1 NC) que fue superado en velocidad desde el inicio de las acciones.

Un zurdazo que conectó de lleno en la mandíbula del brasileño hizo que el referí se interpusiera rápidamente entre ambos peleadores cuando iban 2:20 del primer asalto para decretar ganador al mexicano.

De 27 años, Caín, consigue el triunfo más importante de su carrera y se acerca a pasos agigantados al cinturón de campeón que posee Brock Lesnar. En cambio es un duro revés para Minotauro que venía confiado en sí mismo y se lleva una de las peores derrotas de su trayectoria como profesional (por el modo en que se dio).

La co estelar vio el debut triunfal de Wanderlei Silva en la división de los pesos medios. Tras 15 complicados minutos, obtuvo la victoria por decisión unánime frente al inglés Michael Bisping.

Tras afrontar un primer round complicado en el que las variantes del inglés lo pusieron en aprietos, Silva (33-10-1, 1 NC), supo llevar las acciones a su favor para salir con la mano en alto.

El final de ese primer asalto fue el comienzo de una nueva pelea. Un par de buenos golpes del brasileño incomodaron mucho a un Bisping (19-3) que tenía que evitar entrar en muchos roces.

Wanderlei escapaba constantemente de los derribos de su oponente y una guillotina casi le da el triunfo en la segunda vuelta, de no ser por la campana que sonó justo a tiempo para salvar al inglés.

Lo mismo que ocurrió en el tercer round, pero eso fue muy diferente. Silva lanzó un ataque a puro golpe y Bisping se desplomó en el piso. El árbitro estuvo a punto de decretar el nocaut técnico pero la campana volvió a sonar.

No quedaba más que esperar la decisión del jurado. Como muchos esperaban fue 29-28 en las tres tarjetas para el brasileño que, con este triunfo, se coloca en una buena posición en los pesos medios.

En un ambiente fervoroso que se asimilaba más a una cancha de fútbol que a un octágono, el local George Sotiropoulos brindó una clínica de Jiu Jitsu para superar a Joe Stevenson por decisión unánime.

Sotiropoulos (12-2) salió con todo en busca de su rival para hacer lo que más sabe: pelear en el piso. La clara diferencia la hizo con los constantes intentos de sumisión. Kimuras, llaves de brazo y omoplatas fueron factor común en el combate.

El mérito de Stevenson (36-11) estuvo en escapar de todas esas llaves sin ser sometido y poner en aprietos al final de la pelea al local que pudo defenderse bien en los últimos segundos.

Para George es la victoria más importante de su carrera, significa estirar a cinco su racha invicta en UFC y posicionarse como una serie amenaza para los mejores exponentes de una división de livianos que necesita peleadores capaces de hacerle frente a BJ Penn.

En los semipesados el imbatido ganador de The Ultimate Fighter 8, Ryan Bader, sigue con su paso arrollador. Esta vez la víctima fue Keith Jardine que cayó noqueado a los 2:10 del tercer asalto.

Bader (12-0) intentó llevar rápidamente las acciones a su territorio y buscó el derribo que le permitiera situarse encima de su rival. Jardine (14-8-1) no pudo escapar en el primer round pero luego sí comenzó a hacerlo.

Cuando parecía que la balanza poco a poco se inclinaba hacia el lado del “decano de la maldad”, un golpe de Ryan lo hizo retroceder. A eso le siguió un rodillazo volador y un directo que lo dejó contra las rejas mientras el referí se colocaba entre ellos para detener el combate.

Bader, de 26 años, parece ser la cabeza de una nueva generación de semipesados en la que también se asoman Jon Jones y Phil Davis.

La primera televisada de la noche fue la victoria de Mirko “Cro Cop” Filipovic ante el local Anthony Perosh por nocaut técnico al terminar el segundo round.

Filipovic (26-7-2, 1 NC) parece no encontrar el camino que lo llevó a ser el mejor striker de los pesos pesados. A pesar de eso, una muy buena defensa de derribos y correctas combinaciones de golpes le alcanzaron para salir con su mano en alto.

Perosh (10-6) poco pudo hacer al no conseguir los derribos que tanto buscaba. Cuando quedó con la espalda en el piso recibió un fuerte codazo que le provocó un corte sobre la nariz. Tras ser revisado por el médico se le permitió seguir, pero cuando terminó el round se considero demasiado peligroso que regrese a combatir, dándole el triunfo al croata.

En las preliminares, el polaco Krzysztof Soszynski venció por nocaut técnico al minuto y cuatro segundos a Stephan Bonnar quien tuvo que abandonar el combate debido a un corte.

La pelea era muy cerrada y entretenida. Soszynski (20-10-1) llevó a Bonnar (14-7) contra las rejas, en ese momento un cabezazo sin intención del polaco abrió una herida en la cabeza de su rival. Al no ser percatado por el árbitro, Krzysztof fue decretado vencedor ya que Stephan no pudo continuar.

En la división de los welter, Chris Lytle logró la única sumisión de la noche frente a Brian Foster cuando iba un minuto y 41 segundos de comenzado el combate.

Tras varios intercambios interesantes, Foster (15-5) acortó distancias para ir al clinch. Lamentablemente para él no contó con el excelente movimiento que iba a realizar Lytle (38-17-4) que lo dejaría de cara a la derrota.

Chris aseguró la pierna de su rival y le aplicó una excelente palanca en la rodilla. A Foster no le quedó otra opción que rendirse, pero pareciera que lo hizo tarde ya que salió muy dolorido.

CB Dollaway (11-3) puso sus credenciales de wrestling sobre la mesa para frustrar el regreso al octágono del croata Goran Reljic (8-1). La victoria del estadounidense fue por decisión unánime tras 15 minutos de acción.

La primera pelea de la noche vio a un australiano hacerse con la victoria. James Te Huna (14-4) consiguió un gran triunfo sobre Igor Pokrajac (21-7) por nocaut técnico a los 3:26 del último round en su debut en UFC.

Una noche que deja marcadas muchas notas para tener en cuenta de cara al futuro de muchas divisiones.

En la máxima categoría de peso, el mexicano Caín Velásquez está dejando bien alto a los latinoamericanos luego de su excelente victoria y se posiciona cada vez más firmemente como retador al título.

El brasileño Wanderlei Silva quiere tener una oportunidad por el cetro de los medianos, mientras que George Sotiropoulos pone su meta máxima en BJ Penn y Ryan Bader se mantiene invicto y con ansias de seguir creciendo en las 205 lbs.

Queda tiempo para ver hacia dónde está puesta la mira de Caín Velásquez. Sin lugar a dudas el cinturón es la meta, pero veremos cuántos obstáculos más tiene que superar. Han caído uno por uno con mucha solvencia, pero la obra maestra la realizó contra Minotauro.

Ahora Velásquez ya sabe lo que es tener la presión de encabezar una cartelera y tendrá que saber tolerar otra: la de todos los latinos que desean ver a un campeón de UFC hablar en nuestro idioma.

UFC eso ya lo sabe. Y no sólo por el triunfo de Velásquez. La cuenta regresiva ya ha comenzado. El UFC 111 podrá ser adquirido en PPV 100% en español en una cartelera que nadie se puede perder. Georges St. Pierre expondrá su título ante Dan Hardy. Frank Mir y Shane Carwin pelearán por el interino de los pesados. Mientras que dos de los mejores welters de la actualidad se medirán entre sí para ver quien está más cerca de conseguir una segunda oportunidad por el cinturón: Jon Fitch vs. Thiago Alves.