Skip to main content

El segundo mejor

Por Emiliano Cándido - Kenny Florian venció por sumisión en el tercer asalto al japonés Takanori Gomi en la pelea central del Fight Night 21. El combate co estelar de la velada vio ganador por nocaut a Roy Nelson, que se deshizo con suma facilidad del holandés Stefan Struve. También salieron victoriosos Jorge Rivera y Ross Pearson.

Kenny Florian venció por sumisión en el tercer asalto al japonés Takanori Gomi en la pelea central del Fight Night 21. El combate co estelar de la velada vio ganador por nocaut a Roy Nelson, que se deshizo con suma facilidad del holandés Stefan Struve. También salieron victoriosos Jorge Rivera y Ross Pearson.

El enfrentamiento central del evento disputado en Charlotte vio como Kenny Florian sigue evolucionando en su nivel y cementa su estado como segundo mejor liviano de UFC tras el poseedor del cinturón BJ Penn.

Con un manejo del tiempo y de la distancia sencillamente espectacular Florian (15-4) neutralizó todos los ataques de su rival en base a combinaciones de golpes y buena velocidad. Kenny uso de manera estupenda su jab y no le permitió nunca al japonés la posibilidad de acortar distancias para hacer sentir sus manos.

Tras dos rounds de completa dominación por parte del peleador de origen peruano, Gomi (31-6) salió en busca de finalizar con las acciones, ya que esa era la única opción viable para hacerse con el triunfo. Logró conectarlo, pero rápidamente fue derribado. De ahí en más todo fue cuestión de tiempo.

Con un muy buen trabajo en el piso, el ex contendiente al título, comenzó por intentar un triángulo de brazo. Teniendo a su rival preocupado por eso, le pasó la guardia. En una gran transición le ganó la espalda y, en el mismo movimiento, consiguió el estrangulamiento trasero que le dio el triunfo a los 2:52 de ese último round.

Con esta victoria Florian se acerca otra vez a su sueño de pelear por el título. Cada vez demuestra un estilo más agresivo y sigue finalizando a sus oponentes. Para Gomi es una caída muy dura en su debut en UFC, pero intentará recuperarse y retomar el camino de victorias que alguna vez lo llevó a ser uno de los mejores del mundo.

En el combate co estelar de la noche Roy Nelson noqueó categóricamente al holandés Stefan Struve en solo 39 segundos.

Cuando todo parecía indicar que Nelson (16-4) tendría problemas por la gran diferencia de alcance, pudo cortar las distancias de forma perfecta y conectar un derechazo que desplomó al gigante.

Struve (23-4) poco pudo hacer cuando su oponente se le vino encima y así terminó con una racha de tres victorias consecutivas dentro del octágono.

Para Roy Nelson es un importante triunfo que demuestra que su victoria en TUF 10 no fue casualidad y que está preparado para enfrentarse con cualquiera, incluso con alguno de los peleadores que se encuentran entre los diez mejores de la división.

En un combate cuyo final por nocaut estaba prácticamente firmado desde que se dio a conocer, Jorge Rivera terminó con Nate Quarry en el segundo asalto.

Rivera (18-7) mostró un excelente nivel a la hora de intercambiar golpes. Constantemente golpeó a su rival con su directo de derecha. Con ese golpe logró abrir varios caminos y Quarry (18-4), cuya única estrategia era patear las piernas, terminaba cayendo al piso preso de su poca movilidad.

Luego de un primer round enteramente dominado por Rivera del que su rival pudo salir porque faltan un par de segundos cuando Jorge se lanzó con todo, la tónica siguió siendo la misma, pero no la forma en que se desarrolló.

Sin importarle el resultado, Nate salió por todo. Con rápidas manos hizo retroceder a un rival visiblemente cansado que, de la nada, sacó una combinación de derecha-izquierda, que hizo caer a Quarry.

Ya no había más qué hacer. El combate se detenía cuando iban sólo 29 segundos de esa segunda vuelta dándole a Rivera el tercer triunfo consecutivo en UFC y el más importante de los últimos tiempos.

La mejor pelea de la noche vio ganador al campeón de TUF 9, el inglés Ross Pearson sobre el alemán Dennis Siver por decisión unánime.

Pearson (13-3) mostró un interesante ataque constante y, sobre todas las cosas, una mandíbula muy dura. Tras ser golpeado con las mejores combinaciones de su rival, nunca dio el brazo a torcer y siguió yendo al frente, consiguiendo grandes golpes con los cuales no iba a conseguir el nocaut pero sí el visto bueno en las tarjetas de los jueces.

Siver (15-7) se vio sorprendido por la resistencia de su rival y poco a poco fue perdiendo su foco. Con el correr de los minutos sus ataques se hicieron más esporádicos y menos convincentes.

Si bien la diferencia en las tarjetas fue muy clara (30-27 en los tres casos) la pelea fue mucho más cerrada y se fue para el lado de Pearson por pequeños detalles.

En las preliminares hubo también grandes peleas y triunfos muy importantes.

Andre Winner (12-3-1) venció por decisión unánime a Rafaello Oliveira (10-3). Con una buena defensa de derribos y, sobre todo, un striking muy variado el inglés fue acumulando los puntos necesarios para hacerse con la victoria.

De la misma forma, pero en este caso en forma dividida, Jacob Volkmann (10-2) tuvo su debut exitoso en las 155 lbs. así como también su primer triunfo en UFC frente al brasileño Ronys Torres. Un combate dominado claramente por Volkmann demostrando por qué era considerado un buen wrestler con buenos movimientos arriba.

Nik Lentz (20-3-2) consiguió la mejor victoria de su carrera al derrotar por decisión unánime a Rob Emerson (11-9, 1 NC). Si bien la estrategia de ambos pasaba por intercambiar golpes de pie, aparentemente Lentz se sacó el hombro de lugar por lo que tuvo que ser más conservador y trabajar en el piso. Allí fue muy superior y salió con su brazo en alto.

El brasileño Gleison Tibau (31-6) realizó la mejor actuación de su carrera y venció por nocaut técnico a los 4 minutos y 13 segundos del primer round al japonés Caol Uno (25-13-5). Tibau es uno de los peleadores que más peso corta para dar la división y eso se notó. Cuando pudo conseguir un par de golpes, el japonés no pudo hacer más nada.

Yushin Okami (25-5) regresó al triunfo al vencer por nocaut técnico a Lucio Linhares (13-6) cuando iban 2:47 del segundo round. Okami se mostró muy bien a la hora de intercambiar golpes y le provocó un corte a su rival. Cuando el médico ingresó para atenderlo, notó que estaba en una zona muy peligrosa y detuvo el combate.

Otro peleador que tuvo una gran actuación fue Gerald Harris (15-2) al deshacerse con facilidad del debutante en UFC, Mario Miranda (11-1). El constante ataque de Harris fue mucho para su rival que cayó por nocaut técnico a los 4 minutos y 29 segundos del primer round.

La primera pelea de la noche se dio en los pesos welter y vio ganador a Charlie Brenneman (12-1) sobre Jason High (10-3) por decisión unánime en el primer combate de ambos dentro del octágono.

Una noche plagada de emociones y de excelentes rendimientos la de este Fight Night 21. Kenny Florian se coloca nuevamente en la cima de los aspirantes al título tras vencer de forma tan categórica a un rival como Takanori Gomi. Sin darle siquiera una posibilidad mostró una coordinación entre ataque y contraataque que solo los mejores de este deporte pueden llevar adelante.

En cuanto a los pesos pesados, Roy Nelson comienza a tomar fuerza como uno de los que, posiblemente, puedan poner en peligro a los mejores. Si bien ya declaró en público que quiere ser el primer en enfrentar a James Toney, puede que UFC tenga otros planes para él y lo pongan frente a alguien que está con posibilidades de pelear por el título.

Con este evento llegamos al final de la maratón de estos diez días. Pero el próximo 10 de abril tendremos la posibilidad de ver al UFC 112, en el que dos de los mejores libra por libra del momento defenderán sus títulos: Anderson Silva frente a Demian Maia y BJ Penn frente a Frankie Edgar.

Esa última pelea será observada con especial atención por Kenny Florian, hoy por hoy, el segundo mejor peso liviano. Sin dudas estará esperando que gane el retador ya que eso significaría una oportunidad de oro para él. Hoy derrotó a Gomi y en el futuro tendrá otros grandes enfrentamientos. Sólo es cuestión de esperar. El “analista de artes marciales mixtas” está cada vez más cerca de rendir su maestría.