Skip to main content

El Rasta: Un argentino en TUF Brasil 2

Tras el éxito de la primera temporada de The Ultimate Fighter Brasil que vio
coronarse a Rony Jason en peso pluma
y Cezar “Mutante” Ferreiro en peso
medio; la segunda edición era necesaria por la calidad demostrada por los
brasileños, pero ni siquiera los entrenadores de esta edición Minotauro Nogueira o Fabricio Werdum esperaban que un
argentino se colara en la casa de TUF.

Santiago Ponzinibbio quien ya ganó su primera pelea en TUF Brasil 2, es originario de la Plata, ciudad
que ha dado jugadores de futbol de clase mundial, el deporte más popular de Argentina,
como Juan Darío Verón, Martin Palermo o los mellizos Schelotto. Aunque a él otro deporte lo sedujo: “Yo peleaba kick boxing en Argentina, y comencé
a pelear MMA cuando empezó ahí, tenía unos amigos que hacían un poco de Jiu
Jitsu, sabían lo básico y me mostraron posiciones. Y me metí y fui ganando,
siempre me ha gustado el deporte y tengo por eso buena condición y mucho
corazón, aunque sinceramente era limitado en el nivel técnico”, nos dice con su
voz tranquila y serena.

Y como esos grandes futbolistas, Santiago, ya se
muestra a un nivel de clase mundial, ni más ni menos que compitiendo entre
brasileños, lo mejor de lo mejor en MMA en el mundo. Practicando e impulsando
un deporte en crecimiento en Latinoamérica, justo como lo fue en Brasil, donde
ahora sólo está debajo del futbol en popularidad, y donde Santiago llegó
buscando mejorar su nivel.

“Gané unas seis
peleas seguidas, y cada vez iba entrenando más. Me vine entonces de vacaciones
un mes a Brasil para buscar contactos y entrenar Jiu Jitsu, conocí un flaco con
quien hacía mucho trabajo de sumisiones, yo le daba clases de kick boxing,
hicimos ese intercambio, y desde entonces ya unos cuatro años, no volví más a
Argentina”. Recuerda Santiago quien por supuesto ya habla un perfecto
portugués, que aprendió sobre la marcha, pues en principio tanto el idioma como
su vida ahí fue difícil: “Claro, fue un poco complicado, vine a pasar un mes de
vacaciones, no tenía dinero, viví en una carpa cuatro meses, ilegal, no sabía
el idioma, pasé por muchos lugares, pude empezar a entrenar, trabajé de muchas
cosas que no quería hacer pero las tuve que hacer igual, vendía cerveza en la
plaza, sándwiches que yo mismo hacía, hacía masajes en la playa, ayudante de
cocina, de barman, todo lo que puedes imaginar y más”, comenta emocionado,
aunque no deja de recalcar la intención de todo aquel sacrificio. “Pero si
trabajaba 14 horas por día no había disculpas, siempre dos entrenamientos por
día, sin importar la hora”.

Su compromiso y
dedicación pagaron, “El Rasta” como se le conoce, pasó de ser un apasionado fan
de las Artes Marciales Mixtas a un peleador completo. “Yo vi por televisión las
peleas de PRIDE, era fan de Minotauro y Wanderlei, entrenaba box y kick boxing,
por eso me hice fan, al ganar mi primera pelea fue que se me hizo una pasión
muy grande por el deporte. Ya acá, conocí a Thiago Tavares quien pelea en UFC y tiene un equipo de atletas
profesionales y me incluyó en ese equipo y a hacer peleas en Brasil”.

Así fue como pronto empezó
una carrera ya exitosa, que por supuesto y como buen argentino, tenía como meta
llegar a lo más alto: “El sueño de todo peleadores es llegar a UFC, conseguí un
buen record, en 19 tuve 18 victorias y una sola derrota”, dice modesto sobre el
momento previo a que UFC anunciara la categoría welter para la segunda temporada.
“Apareció la oportunidad y fui, me escribí en seguida. No me lo permitieron en
un principio porque era argentino pero yo fui a las pruebas y les expliqué que
vivo aca, que estoy casado con una brasileña, y además fui y pasé, conseguí
quedarme”.

Quién en
Latinoamérica se queda conforme con un “No” cómo respuesta, mucho menos si eres
un peleador. “Estoy contento en The Ultimate Fighter, es un sueño estar en el
equipo de Minotauro, es mi ídolo, estoy aprendiendo muchas cosas ahí dentro. He
conocido muchos profesionales de alto nivel”.

Vean su pelea contra Marcio PedraAhora, la meta de
Santiago es ganar, ganarlo todo, primero TUF, y llegar a UFC, seguir creciendo,
agradecido con Brasil por lo que le ha dejado, y consciente de lo que Argentina
puede aportar al UFC.

“Amo el país, es muy
hermoso y me ha dado tantas oportunidades. Acá tengo mi equipo, entreno muy
bien estoy súper feliz acá. Pero mirá, Argentina
tiene la materia prima
, los atletas argentinos tienen mucha sangre, mucho
corazón, mucha raza. Van a salir terribles peleadores de altísimo nivel. Falta
escuela y conocimiento técnico, si sabemos trabajar la materia prima, Argentina
el día de mañana puede exportar muchos campeones”, asegura Santiago hablando
con la confianza y respaldo de una nación de gran tradición deportiva, y si
perder la perspectiva y realidad.

“Soy consciente que
si entro a UFC voy a abrir las puertas de muchos argentinos ahí, quiero hacer
eso. El día de mañana tener un gimnasio, uno nunca sabe pero yo quiero contribuir”,
se emociona Santiago, aceptando el reto de ser pionero y modelo  a seguir para muchos jóvenes, y sentenciando con
la sencillez que lo caracteriza: “Si yo lo conseguí, ellos pueden conseguirlo.
Yo gané todo lo que tengo con base en mis esfuerzos. Tengan fe en sus sueños,
empiecen soñando, así empieza todo mundo, el resultado va a venir, yo se los
puedo garantizar. Hoy en día estoy acá representando a Argentina”.

Vean The Ultimate Fighter Brasil gratis por internet, y la final en el evento UFC on FUEL 10 Nogueira vs Werdum el Sábado 8 de Junio desde Fortaleza, Brasil.