Skip to main content

El camino hacia Jon Jones

A medida que la
figura de Jon Jones se agiganta con cada una de sus
victorias, son escasos o casi nulos los oponentes viables para desafiar el
cetro de este joven campeón. El sueco Alexander
Gustafsson
es uno de esos rivales que asoman como posibles contendientes al título,
siempre y cuando logre superar a su próximo rival, Mauricio
¨Shogun¨ Rua,
otro de los que se postulan para el combate titular. 

Gustaffson buscará vencer a un top en UFC on FOX 5Las comparaciones
entre el sueco y el campeón de las 205lbs son inevitables.
Con características físicas similares, ambos poseen una ventaja considerable en
alcance sobre la mayor parte de sus colegas de la categoría de los
semicompletos. Nacidos en el año 1987, Jones y Gustafsson son los abanderados
de la nueva guardia del deporte. La gran diferencia entre estos dos talentos
radica en el nivel de competencia que han enfrentado cada uno. Jones es un
campeón consolidado con cuatro defensas en su haber, con victorias sobre
nombres de la talla de Mauricio Rua, Quinton
Jackson,
Lyoto Machida, Rashad
Evans y Vitor Belfort. El pupilo de Greg Jackson se encamina a ser uno de los
mejores competidores históricos libra por libra de las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en
inglés). Gustafsson no ha enfrentado a ese calibre de oponentes y el 8 de
diciembre tendrá su primer combate frente a un top 5 de la división.

Gustafsson debutó
en el UFC con un signo de exclamación al noquear con un recto de derecha a Jared Hamman en el UFC 105.
Hamman salió decidido a acortar la distancia y a presionar al debutante aquella
noche en Manchester, lo que resultó ser un tremendo error frente a un
contragolpeador nato como Gustafsson.

La segunda prueba
en el UFC fue un duro despertar para el sueco. Pese a exhibir un notable
wrestling defensivo, Gustafsson cayó en la telaraña de su oponente, Phil Davis, quien convirtió a este duelo en una lucha áspera basada en
el grappling. Davis, presionó a su rival contra la reja y cuando finalmente
concretó el derribo, cerró una anaconda que no dejó resquicio para la fuga. Pero
después de eso Gustafsson derrotaría a sus próximos cinco rivales para llegar
al pleito del 8 de diciembre en la mejor forma de su carrera.

Jon Jones espera
con ansias la oportunidad de enfrentar a Gustafsson, alguien a quien considera
un futuro contendiente: ¨Creo que Gustafsson es genial. No puedo esperar a
enfrentarme con él. Mucha gente cree que la razón por la que gano se debe a mis
brazos largos. Cuando pelee con él no tendré esa ventaja. No puedo esperar para
silenciar a los críticos¨ señaló Jones.

En caso de
concretarse ese combate, Jones intentará emular lo hecho por Davis, imponiendo
su superioridad en el wrestling, acortando la distancia, trabajando en el
clinch con el boxeo sucio y derribar cuando sea posible. El wrestling sigue
siendo el punto más débil del sueco, sobre todo en la ofensiva. ¨The Mauler¨
suele frustrar a sus rivales con los desplazamientos, utilizando los ángulos de
escape a la perfección, demostrando suma ductilidad para atacar en retroceso.  El manejo de la distancia y el timing son
perfectos, casi un reflejo del campeón en ambos rubros.

La carrera por el
lugar como contendiente número 1 de los semicompletos está más ríspida que
nunca y todo se debe a la gran debacle provocada con la cancelación del UFC 151. Chael Sonnen, se ganó el lugar
como próximo rival del campeón al mostrarse dispuesto a enfrentar a Jones a
último momento en reemplazo del lesionado Dan
Henderson,
en lo que fue un infructuoso intento por salvar el evento. Jones rechazó
rotundamente la posibilidad de enfrentar al ex retador al título de las 185lbs
con sólo 8 días de anticipación. Ahora se verán finalmente las caras como
entrenadores rivales en la próxima temporada de The
Ultimate Fighter (TUF) que culminará con el enfrentamiento entre ambos el 27 de
abril.

Por el otro lado
del cuadro aparecen Henderson y Machida, quienes podrían verse las caras a
principios de año. Henderson, quien quedara fuera de la oportunidad titular por
lesión, se enfrentará al brasileño, dejando atrás un año de inactividad.
Machida, quien descartara la pelea titular frente a Jones en el UFC 152
aduciendo escaso tiempo de preparación, tiene como último antecedente la
victoria frente a Ryan Bader. Lyoto espera que un triunfo lo
coloque a la puerta de un título que ya tuvo en su poder.

El panorama se
encuentra aún difuso y las opciones que se barajan son múltiples. Recordemos
que el sueño de Dana White es hacer realidad el enfrentamiento entre Anderson Silva y Jon Jones, un combate que
puede dejar en espera a cualquier otro semicompleto con status de contendiente.
Incertidumbre es lo que reina hoy en las 205lbs, sin embargo cualquiera de
estos nombres prometen grandes peleas entre ellos, los ganadores nosotros.