Skip to main content

El boxeo olímpico y su relación con las MMA

El gran ambiente olímpico que sale de Londres 2012 para el mundo entero es todo un manantial que emana un agua
muy competitiva que contagia el globo terráqueo y una de las disciplinas más
populares en todas las Olimpiadas es el boxeo, el cual, junto a las MMA es el rey de los deportes de
combate en este momento.

Sin duda uno de los mejores boxeadores de UFC: Junior Dos SantosTras  ganar el
título de pesos completos del UFC, el campeón Junior dos Santos dijo que pensaría en representar a Brasil en box
para los Juegos Olímpicos de Rio de
Janeiro 2016
, lo cual según su entrenador Luis Dorea sería factible, y si
consideramos que Dorea entrena también a siete de los nueve boxeadores
brasileños presentes en Londres, no suena descabellado.

Grandes ha sido las leyendas que han salido de los JJOO y han brillado en el boxeo.
Nombres que rebasan fronteras. Classius Clay (Muhammad Ali), Joe Frazier,
George Foreman, Sugar Ray Leonard, Oscar de la Hoya, Floyd Mayweather, Jr. son
algunos de los que estamparon su nombre en la historia de los juegos y después
alcanzaron la cima en el deporte profesional.

En el caso de las Artes
Marciales Mixtas
(MMA por su siglas en inglés), la historia no es tan
antigua, aunque sí lo es como parte de las disciplinas que forman las MMA, el judo, el karate, la lucha olímpica, el taekwondo, etc., que son algunas de esas disciplinas de las que
salen esos grandes peleadores que brillan en el octágono.

La constante comparación entre el boxeo y las MMA (como deporte organizado que nació
en 1993) es válida y enriquecedora
para ambos deportes. La ventaja en historia la lleva el boxeo, sin duda alguna.
El boxeo es parte de los Juegos Olímpicos y es un deporte con gran tradición en
casi todo el mundo. En estos momentos, lo que más lo afecta –a mi juicio- es la
falta de nuevas estrellas, la infinidad de pesos y organizaciones, así como la
cantidad de promotores que no necesariamente se ponen de acuerdo para efectuar
las mejores peleas. Ahí la ventaja la lleva el UFC, como representante de las MMA.

En casi todos los deportes, primero viene la parte
amateur y después llega la fase profesional. El boxeo, el béisbol son el mejor
ejemplo de eso, aunque es cierto que en la gran mayoría de las disciplinas
olímpicas el significado de la palabra amateur ha desaparecido y el espíritu
que predicara el creador de los juegos, el francés Pierre de Coubertin, se ha esfumado.

Deportes como el atletismo y la natación son la mejor
ilustración de lo anterior. Sus mejores representantes están muy bien pagados y
usan el escenario de los Juegos para mejorar aún más su situación económica.
Algo que es totalmente válido, sobre todo si se tiene en cuenta la cantidad de
ganancias que producen eventos como las Olimpiadas y los millones de dólares
que dejan los patrocinadores en estas citas cada 4 años.

Nate Diaz, un gran exponente del boxeoDe vuelta a la comparación entre el boxeo y las MMA, creo que es necesario mencionar a Las Vegas, la Capital de los deportes
de combate. Hasta hace algunos años, era la Capital del boxeo, pero con el
crecimiento del UFC y la cantidad de grandes eventos que en esta ciudad se
llevan a cabo, la correlación de fuerzas ha cambiado. Aquí toma la delantera el
UFC, por la calidad y la cantidad de carteleras que ahí efectúan.

Para el boxeo, las fechas mexicanas del 5 de mayo y el 15
de septiembre son sinónimos de carteleras, con peleadores mexicanos
involucrados. Para el UFC, son 4 las fechas. El fin de semana del SuperBowl en febrero, el Memorial Weekend en mayo, el fin de
semana del 4 de julio y el fin de año. Ahí tienen algunas de las
diferencias actuales.  

Anteriormente, en las Olimpiadas la mirada de los
cazatalentos estaba en el boxeo para tratar de descubrir la próxima joya
boxística. Hoy, todo eso ha cambiado, pues el espectro ha aumentado y en
disciplinas como la lucha olímpica, el judo, el taekwondo, el karate, las
miradas están tratando de descubrir la próxima estrella de las MMA.

“¿Quién pasará a las MMA?”,
esa es la pregunta que muchos se hacen cuando se anuncia el equipo de lucha de
Estados Unidos, o los participantes japoneses en judo, o cuando se habla de los
mejores karatecas en los Juegos.

Sobran ejemplos de atletas de esas disciplinas que han
dado el salto y son ahora exitosos en el UFC y en las MMA. Dan Henderson, Daniel
Cormier
, Mark Coleman, Ronda Rousey, Héctor Lombard son algunos de ellos.

Esto nos demuestra que el boxeo y las MMA van de la mano en la manera de la
que se desarrollan sus peleadores. Primero viene una carrera amateur, posible
participación en los Juegos Olímpicos, y después viene el salto a la carrera
profesional. Esa es, a mi juicio, una de las mayores similitudes, así como el
hecho de usar Las Vegas como la ciudad perfecta para las grandes carteleras.

Dos grandes de México: el boxeador Juan Manuel Marquez y de UFC Cain VelasquezCuando se piensa en deportes de combate a gran escala se
piensa en las MMA y en el boxeo. No
hay de otra. Hay quienes piensan que la batalla generacional con los jóvenes la
están ganando el UFC (yo soy uno de
esos) y las MMA. Es muy probable que
tengan razón, sobre todo cuando se da un vistazo a la edad de las miles de
personas que llenan los eventos de UFC en el mundo entero. Abundan caras
frescas y esas arenas siempre se llenan. El boxeo sufre y tiene que esperar
cada año a los grandes eventos, los cuales puedes contar con los dedos de una
mano, para emparejar en eso a las MMA.

Y hoy, cuando las miradas de todo el planeta están
centradas en la capital del Reino Unido,
no hay dudas que 2 de los deportes que más se van a beneficiar de la
participación olímpica son las MMA y
el boxeo.

Esas son 2 disciplinas que tienen orígenes legendarios,
que ponen a prueba el carácter y la destreza de sus protagonistas y que levanta
pasiones, sobre todo para saber quién es el mejor. Ya sea en un cuadrilátero
olímpico, o en un colchón de judo u otro deporte que nos lleve a las MMA, lo que suceda en Londres va a
impactar al boxeo y a las MMA, como
casi siempre hace cada 4 años.

La cita ya está hecha y la historia ya comenzó a
escribirse en la capital inglesa.

Ahí nos vemos.

Me puedes seguir en twitter en @vikingomartell