Skip to main content

Díaz vs. Thomson, el choque de ex retadores

El
último retador al título de peso ligero de UFC, Nate Díaz, se enfrentará con el último competidor que peleó por el
cinturón de la categoría en Strikeforce, Josh
Thomson
, en uno de los combates de la cartelera estelar del UFC on FOX 7 que se realizará el
próximo sábado 20 de abril en San
José, California.

ThomsonNate
Díaz, de 28 años, viene de caer por decisión unánime frente a Benson Henderson en diciembre del 2012 y buscará
retomar el camino del triunfo que lo había llevado a ser un firme candidato al cetro de las 155 libras. En
su regreso a la categoría tras un fugaz paso por los pesos welter salió con su
brazo en alto frente a Takanori Gomi,
Donald Cerrone y Jim Miller, seguidilla que le dio la
oportunidad de medir fuerza ante el campeón.

Por
su parte, Josh Thomson, regresa al octágono tras más de 8 años de ausencia y de grandes presentaciones en Strikeforce. Allí se coronó campeón en junio del 2008, cuando
venció a Gilbert Meléndez, quien
recuperaría el cinturón en diciembre de 2009. Las lesiones lo mantuvieron fuera
de acción durante todo el 2011 por lo que la trilogía tuvo que esperar mucho
tiempo para cerrarse. Pero los triunfos ante Pat Healy, Gesias Cavalcante
y KJ Noons le dieron esa oportunidad
en mayo del 2012. En una pelea extremadamente cerrada, “El Niño” se impuso por
decisión dividida. Tras la desaparición de Strikeforce, Thomson retoma su
carrera en UFC donde tiene 2 victorias
y una derrota.

El
ganador de la quinta temporada de The
Ultimate Fighter
buscará desarrollar una estrategia que le brinde la
oportunidad de comenzar con su brazo en alto el año 2013. ¿Qué deberá hacer?
Utilizar su siempre complejo boxeo,
similar al de su hermano Nick, estirando los brazos y golpeando una y otra vez a su oponente, combinando al cuerpo para desgastarlo y quitarle velocidad.

Nate en su última peleaMientras
que Thomson, de 34 años, tendrá que realizar un trabajo inteligente, moverse constantemente y atacarlo con
patadas a las piernas. Si se mueve bien, le complicará la pelea a Nate que
necesita siempre un blanco fijo para ser más eficiente con sus impactos. En la corta distancia parece estar el negocio
para “El Punk” quien así podrá evitar los embates de su oponente.

En
caso de ir al piso, la pelea puede variar. Josh buscará posicionarse por encima
y trabajar desde la media guardia o
el control lateral, evitando
cualquier tipo de ataque de Díaz con la espalda en el suelo. Sin embargo,
buscar el derribo puede ser un arma de doble filo, ya que Nate es muy bueno con
las guillotinas y trabajando desde
su guardia, por lo que se volverá
una verdadera batalla en busca de posiciones favorables.

“Es
un oponente muy duro para cualquiera
y quedará en mí encontrar la forma adecuada para vencerlo”, reconoce Thomson a
quien una victoria lo ubicaría muy cerca de una posibilidad importante en una
categoría que vio perder categóricamente a Nate por lo que necesitará más de un
triunfo para acercarse a la cima.

La misma noche en la
que Benson Henderson y Gilbert Meléndez disputarán el cinturón de la división, Nate Díaz y Josh Thomson se enfrentarán
para acercarse a ellos. Uno solo lo hará, ¿quién será?