Skip to main content

Desde el octágono: Stefan Struve, su primera gran oportunidad

Un peleador de 22 años que tiene 28 peleas como profesional y 6 de ellas en UFC es para tener en cuenta y más si en todas ha realizado un combate que queda grabado en la memoria de los fanáticos. Así es el peso pesado holandés Stefan Struve quien tendrá la posibilidad de co-estelarizar el UFC 124 contra Sean McCorkle.

<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />  
Si bien no pasó del primer minuto ante Junior Dos Santos ni Roy Nelson, los demás combates los ganó y demostró que tiene un gran corazón con sus triunfos en peleas que tenía casi perdidas ante Denis Stojnic y Christian Morecraft.
 
Ahora su próximo rival será Sean McCorkle que viene de someter al experimentado Mark Hunt, pero eso parece no importarle al holandés que quiere salir con su brazo en alto a como dé lugar.
 
“McCorkle estuvo hablando demasiado y a mí eso no me gusta, yo tengo un gran respeto por todos los que alguna vez hayan pisado un área de combate. Mi plan será entrar al octágono, saludarlo y noquearlo, así de simple, así es como a mí me gusta”, relata Struve, ofendido por las malas costumbres de su rival de hablar antes de las peleas.
 
“Yo sé que él está invicto con un record de 10-0, pero no me importa, no se pelea con lo de antes, se pelea ahora y yo estaré frente a él. Esa noche buscaré un gran nocaut, quiero mostrarle lo que puedo hacer”, dice el holandés notoriamente enojado.
 
Por estas declaraciones en la que se lo nota muy molesto, se le pide una reflexión acerca de los peleadores que hablan tanto antes de un combate. Su punto de vista es muy interesante.
 
“Mi carrera no va a crecer para nada sólo por hablar. La única forma de ir hacia adelante es entrenando y dando lo mejor de uno mismo. Yo tengo 22 años, tengo que mejorar mucho, hacerme más grande, más fuerte, entrenar en el piso y en el intercambio de golpes. De esa manera podré volverme campeón y no hablando”, comenta.
 
En la cabeza de Struve sólo está la próxima pelea con Sean McCorkle, pero también se anima a las revanchas que quiere tener dentro del octágono.
 
“Cuando peleé con Dos Santos hacía poco había cumplido 21 años y él es una verdadera bestia. Yo pesaba alrededor de 235 libras en ese momento, pero para enfrentarlo necesito mucha más masa muscular y eso quiero que suceda en los próximos años. Lo mismo que para pelear con Roy Nelson. Necesito tiempo y sé que podré hacerlo. Necesito superar la barrera de las 265 libras y empezar a cortar peso para las peleas”, reconoce.
 
“Ahora quiero darle a los fanáticos peleas entretenidas, como creo que estoy haciendo. Pelearé con quien UFC me diga que pelee, no tengo problema alguno. No quiero una oportunidad titular pronto, ni nada por el estilo. Con 22 años necesito entrenarme y mejorar, esa es la única manera por la cual me ganaré esa posibilidad algún día”, concluye.
 
Stefan Struve tendrá por primera vez la oportunidad de ser co estelar en un PPV de UFC el 11 de diciembre y planea noquear a Sean McCorkle para demostrar que no importa cuánto se hable sino cuánto se entrene.