Skip to main content

Desde el Octágono: Carlos Condit, diversión asegurada

<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /> 
Pocos peleadores tienen un estilo capaz de enamorar a los fanáticos con sólo ver unos segundos de sus combates. 30 peleas como profesional (25 triunfos y 5 derrotas) para un competidor de 26 años se pueden resumir como mucha experiencia para reponerse de situaciones difíciles. Se trata de Carlos Condit, una verdadera máquina de dar grandes batallas.

<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /> 
Llegó al octágono siendo el último campeón de peso welter de WEC y el sábado 16 de octubre tendrá una de las mayores oportunidades de su carrera al enfrentarse con Dan Hardy en la pelea co estelar del UFC 120.
 
“No me quedan dudas que la pelea está muy bien armada y que tendremos la posibilidad de llevarnos un buen bono como el mejor combate de la noche. La división welter está llena de peleadores talentosos por lo que, para hacerse notar, hay que dar grandes peleas y seguramente que con Dan la daremos”, comenta Condit.
 
La última pelea del inglés fue contra Georges St. Pierre con el título del canadiense en juego, por lo que Carlos sabe cuán importante sería para él una victoria.
 
“Yo busco pelear con los mejores del mundo y, si ha peleado por el cinturón hace tan poco tiempo, él es uno de ellos, por eso decidí pedir este enfrentamiento. Me va a encantar ser visitante y que toda la gente me abuchee, será muy enérgico.”, dice pensando en lo que puede ocurrir cuando ingresen en el O2 Arena de Londres.
 
Como bien comentó el ex campeón de WEC, la pelea está muy bien armada ya que ambos gustan de ser muy ofensivos e ir por la victoria rápida. A pesar de ello, se cree un poco superior en algunos aspectos.
 
“Les garantizo que puedo dominarlo. Definitivamente no estoy diciendo que él sea un mal peleador, al contrario, es muy bueno. Pero yo soy mejor en el suelo y tendremos que ver quién es mejor de pie. Voy a tratar de infringirle el mayor daño posible. Mi trabajo es hacerlo sentir incómodo, que sienta pánico, no importa cómo. Lo presionaré como sea, tanto de pie como en el piso”, dice Condit.
 
Mientras tanto nos parece interesante recordar su combate en el UFC 115 cuando derrotó a Rory MacDonald faltando sólo 7 segundos para que se dé por finalizada la pelea.

“Greg Jackson, mi entrenador, me dijo que estaba perdiendo y que en el último asalto tendría que llevarlo a la guerra. Y lo hice. Salí con todo lo que tenía y lo conecté al principio y creo que nunca pudo recuperarse. Puse la mayor intensidad y presión que pude sobre él ya que es un chico muy joven y no estaba acostumbrado a eso. Tenía que ganarle como sea porque la decisión iba a ser a su favor y lo hice”, recuerda.
 
Ahora quedará esperar y ver que puede llegar a suceder el sábado 16 de octubre en el UFC 120: Bisping vs. Akiyama. La batalla está planteada y ambos pueden brindarnos uno de los mejores combates del año. Condit ya lo hizo en su debut contra Martin Kampmann, luego Jake Ellenberger y  finalmente Rory MacDonald, nadie nos quita la esperanza de que lo haga una vez más ¿Por qué? Fácil, con Carlos Condit la diversión está asegurada.