Skip to main content

Davis y Maia triunfan por sumisión

El estadounidense Phil Davis venció por sumisión en el segundo asalto al local Wagner Prado y el brasileño Demian Maia utilizó la misma vía para deshacerse de Rick Story en la primera vuelta, en las dos peleas que dieron inicio a la cartelera principal del UFC 153 disputado en Río de Janeiro.

PHIL DAVIS VS WAGNER PRADO

Phil
Davis desde el inicio dejó claro que
hoy no quería tener problemas y que la pelea terminaría. Recordemos que el
choque de agosto entre estos dos competidores terminó sin decisión porque Davis
le metió el dedo en el ojo, sin intención, a Wagner Prado.

El
luchador norteamericano fue
rápidamente por el derribo y lo consiguió, dejando a su oponente en reiteradas
ocasiones con la espalda contra la lona sin poder hacer más que defenderse. Su
arsenal de sumisiones y ataques desde el suelo fue muy poco para lo presentado
por el visitante.

Ya
en la segunda vuelta, Prado intentó ponerse de pie luego de ser derrumbado,
pero con un excelente movimiento Davis
cerró una estrangulación anaconda que le daría la victoria a los
4 minutos y 29 segundos,
consiguiendo de esta manera su primer triunfo del año en la categoría de los
pesos semicompletos.

“Ese
movimiento lo tengo muy practicado y casi siempre resulta”, comentó Davis en la
entrevista. Vale destacar que con esa misma sumisión había hecho rendir al
sueco Alexander Gustafsson en abril del año 2010.

DEMIAN MAIA VS RICK STORY

En
la división de peso welter, Demian Maia
consiguió su segunda victoria en igual cantidad de presentaciones. Necesitó tan
solo 2 minutos y 30 segundos para
someter al siempre duro Rick Story
con una excelente estrangulación trasera que se volvió una palanca al cuello.

Volviendo
a sus orígenes, cuando el principal
objetivo era llevar a su oponente al suelo y demostrar por qué es de los
mejores allí, Maia fue directamente por el derribo y con un trabajo seguro lo
consiguió. Con la espalda ya ganada, comenzó a buscar la rendición de su rival, y lo logró con una palanca al cuello. Story,
por su parte, poco pudo hacer ante el agobiante dominio de un brasileño que
parece anotarse entre los principales candidatos a pelear por oportunidades
importantes en muy poco tiempo nuevamente.

“Estoy
muy feliz por haber peleado aquí. Es
la primera vez que peleo en UFC ante mi gente y quería finalizar el combate, me siento genial”, declaró un muy
contento Demian Maia tras el triunfo.

Ahora
hay que pensar en el futuro de estos dos grandes competidores. Luego de haber
perdido con Rashad Evans, Phil Davis
querrá renovar sus posibilidades
ante la elite de la categoría. Tal vez un enfrentamiento con el ganador de Thiago Silva y Stanislav Nedkov esté en el horizonte del luchador norteamericano.

Por
su parte, Demian Maia parece que se encuentra en un reverdecer de su carrera desde que decidió bajar a la categoría de
peso welter y el cambio no fue sólo físico sino también en el aspecto mental.
Ya no comete el error de querer intercambiar golpes cuando sabe que su fuerte
es la búsqueda del derribo y de la sumisión.
Jon Fitch, por estilos y por
categoría, podría ser el rival adecuado.

Las
dos primeras peleas del UFC 153 en Río
de Janeiro
, terminaron por sumisión. Una manera más que tiene los guerreros del octágono de honran al
país de origen del Jiu Jitsu Brasileño.