Skip to main content

Caín Velásquez ¿El más completo de los completos?

El
mexicano Caín Velásquez intentará
recuperar el cinturón de campeón de la máxima categoría de peso el próximo
sábado 29 de diciembre en la pelea
estelar del UFC 155 ante el
brasileño Junior Dos Santos. En una
revancha esperada durante mucho tiempo “El
Guerrero Azteca”
intentará revertir la pálida imagen que dejó en su primer
enfrentamiento.

Cuando
ingresen a pelear por segunda vez habrán pasado 413 días desde ese primer recordado enfrentamiento. Caín llegaba al
octágono luego de una larga inactividad
debido a una operación en el manguito
rotador
de su hombro y Cigano ingresaba como el único hombre capaz de
derrotarlo. Y lo consiguió. El mexicano decidió salir a boxear y no a derribarlo como se creía en la previa.

El
golpe de Junior fue tremendo. El, en ese momento, campeón se desmoronó en el
suelo y el retador saltó tras él. 64
segundos
fueron necesarios para que la corona cambie de manos y desde ese día
Velásquez comenzó a pensar en una revancha.

Volviendo
a sus orígenes y sacando lo mejor de sí se presentó meses después. Derribó en
apenas segundos a Antonio “Pezao” Silva
y lo castigó, propinándole una de las palizas más recordadas de los últimos
tiempos. La gente que veía la lona ensangrentada se preguntaba qué había pasado
allí. El mexicano fue una aplanadora
y dejó muy claras sus intenciones: El
próximo sería Dos Santos
.

Muchos
consideraron que “traicionó” sus orígenes al intentar intercambiar golpes con
Junior sabiendo que derribando y castigando por encima tendría más
posibilidades de victorias. Pero ¿cómo no creerse capaz de noquear a cualquiera si en sus últimas peleas había exhibido un
boxeo impresionante?

Antonio Rodrigo “Minotauro” Nogueira y Brock Lesnar habían caído ante los puños de Caín y él creyó posible
que también lo haría Cigano. Pero no fue así. Ahora ya conoce el camino, cuanto
más tiempo pase de pie, más peligroso será para él, pero si logra llevarlo al suelo, sus ventajas son
muchas. A pesar de haber recibido hace días el cinturón negro de Jiu Jitsu
Brasileño
y de prometer una sumisión si lo derriban, el campeón tendrá
muchas complicaciones con el voraz mexicano por encima.

Con
un record de 10 triunfos y tan solo una derrota como profesional, Velásquez
ha demostrado cuáles son sus mejores habilidades y en dónde tiene que seguir
mejorando. La lucha roza la perfección,
con excelentes derribos y una muy buena defensa logra dictaminar dónde se lleva
a cabo la pelea en cualquier momento que él deseé. Poder de nocaut y buen boxeo
sabemos que tiene, el problema llega cuando su rival es el mejor de la
categoría en ese aspecto ya que, por momentos, conviene ser más inteligente y no competir donde el
oponente se sabe superior.

Lo
único que debería mejor es su trabajo con la espalda en el suelo pero hay que ser sinceros, con el nivel que
posee Caín a la hora de las transiciones, es muy complicado que él quede en esa
desventaja y, además, sería muy extraño que Dos Santos busque el derribo.

Será
cuestión de tiempo, el 29 de diciembre
habrán pasado 413 días de su primer
enfrentamiento, la diferencia es una, y muy grande, Junior Dos Santos llega como campeón
y Caín Velásquez como retador pero el Guerrero Azteca tiene
algo en mente y es recuperar lo que alguna vez fue suyo.