Skip to main content

BJ Penn, el prodigio que ya es leyenda

El hawaiano BJ
Penn
, ex campeón de peso ligero y peso welter de UFC regresará al octágono ante
el canadiense Rory MacDonald el
próximo 8 de diciembre en el UFC on Fox 5 que se realizará en Seattle, Washington. 

Tras
haberse retirado momentáneamente luego de su derrota con Nick Díaz, volverá a
pelear para dejar en claro que es uno de los mejores de todos los tiempos.

“Me
saco el sombrero con Díaz, es un excelente peleador y ¿saben qué? Probablemente
esta haya sido la última vez que me vean
aquí
. Quiero estar en el mejor nivel posible, tengo una hija y otra que
está por venir, no puedo llegar a mi casa con el rostro como lo tengo ahora”,
esas eran las palabras de BJ Penn la noche del 29 de octubre del año 2011
cuando decidía colgar los guantes por primera vez.

Evidentemente
su fuego interior volvió a encenderse y cree tener lo necesario para volver a
demostrar que, dentro del octágono, sólo hay uno como él. Mirada fija, entrecejo
fruncido, mano izquierda baja y mano derecha en guardia, cuando “El Prodigio” está en esa posición, es
mejor correrse, lo único que quiere es que le den la orden para salir a pelear
y terminar con su oponente.

Ese
apodo que llegó en sus años como practicante de Jiu Jitsu Brasileño, cuando se convirtió en el primer luchador no
brasileño en ganar un título mundial como cinturón negro de la disciplina y que
poco a poco llevó a las Artes Marciales
Mixtas
(MMA por sus siglas en inglés). Hoy se puede decir que es un
verdadero prodigio en todo lo que hace.

Si
bien su record como profesional no es lo que se espera de una leyenda, las 16 victorias, 8 derrotas y 2 empates
son un número muy frio pensando que se enfrentó a los mejores de este deporte.
Un dato: En Japón peleó con Lyoto
Machida
como peso pesado y lo exigió hasta llegar a la
decisión que, si bien fue en su contra, demuestra que cuando hay que dejarlo
todo, él siempre está listo.

¿Por
qué también se destacó en el octágono? Es uno de los dos peleadores que han
sido campeones en dos categorías diferentes (Randy Couture es el otro). Su corona en las 170 libras llegó en el 2004 sometiendo a Matt Hughes y en las 155 en el 2008
ganándole por la misma vía a Joe
Stevenson
.

Además
de ser el único que, dominando su división, decidió subir de peso a desafiar al
campeón reinante para tener dos títulos al mismo tiempo, pero no le alcanzó y
fue dominado por Georges St. Pierre
en el UFC 94 a principios de 2009.

Luego
llegaron los problemas, nunca pudo resolver el estilo de Frankie Edgar y su aura se fue apagando, sin tener qué hacer con
los ligeros decidió subir de peso para conseguir nuevos retos. Necesitaba
enfocarse nuevamente y parecía que lo iba a conseguir luego de noquear en 21
segundos a Matt Hughes, pero llegó el empate con Jon Fitch y la ya comentada derrota con Díaz que le dieron un golpe
a sus ilusiones.

Pero
ahora está de nuevo. Mentalizado y motivado por nuevos retos volverá al
octágono frente al joven canadiense Rory
MacDonald
que será una dura prueba para ver dónde se encuentra BJ Penn en
estos momentos. ¿Complicada pelea? Sí ¿Imposible? Para nada, por algo le dicen El Prodigio hawaiano.