Skip to main content

¿Bisping y Belcher frente a su última gran oportunidad?

El inglés Michael
Bisping
se enfrentará con el estadounidense Alan Belcher el próximo sábado 27
de abril
en la pelea co estelar del UFC
159
que verá en el combate central a Jon
Jones
exponer su cinturón de campeón de peso semicompleto frente a Chael Sonnen

Ambos medianos vienen de una derrota en su última
presentación por lo que salir con su brazo en alto es más importante que nunca.

Bisping, de 34 años, estuvo en varias oportunidades
cerca de recibir la oportunidad titular pero perder en el momento menos
oportuno siempre significó un retroceso considerable. La primera vez fue allá
por el UFC 100 cuando Dan Henderson lo noqueó brutalmente, tras
ello otra seguidilla de triunfos lo había dejado cerca, pero Chael Sonnen lo venció por decisión
unánime en el UFC on Fox 2. La
última, y tal vez más dolorosa para sus expectativas, fue el pasado 19 de enero
cuando Vitor Belfort lo detuvo en el
segundo asalto.

Belcher, de 29, tuvo varios altibajos a lo largo de su carrera como profesional, pero
cuando encontró la regularidad hubo algunos problemas que lo frenaron. Primero
un desprendimiento de retina que
casi hace que se retire del deporte y luego las propias falencias para cerrar contundentemente combates que necesitaban
otra estrategia. La controversial derrota contra Yoshihiro Akiyama fue
muy dura, pero la caída frente a Yushin
Okami
en su última pelea fue la que puso un freno en las 4 victorias
consecutivas del estadounidense.

“Alan Belcher es un sólido oponente al que necesito
vencer de forma convincente para redimirme de mi última actuación. Tengo que
derrotarlo, para mí perder no es una
opción
”, reconoce el británico ganador de la tercera temporada de The Ultimate Fighter.

“Nunca ha peleado con confianza, lo hace de forma
defensiva y por eso es difícil golpearlo. Es
muy rápido y muy técnico
, tiene buena resistencia física y es hábil en
varios puntos del combate. No será sencillo conectarlo y es por eso que sólo ha
sido noqueado dos veces a pesar de tener una mandíbula de plástico. Lo conozco más de lo que se conoce a él
mismo”, relata un enfocado Belcher.

“Cuando lo golpean entra en pánico y eso es lo que le va a pasar el próximo 27 de
abril. Puedo someterlo o noquearlo en cualquier momento, no le conviene
enfrentarse a alguien que termina las peleas como lo hago yo. No tengo dudas,
Bisping no puede lastimarme”,
desafía Alan.

Desde el punto de vista de los estilos de ambos, es
probable que Belcher sea el que tome el centro del octágono y Bisping se pare contraatacando con su jab, una de sus
mejores y más pulidas armas. En el cuerpo a cuerpo hay una leve diferencia a
favor del estadounidense que ha demostrado trabajar muy bien allí. Sería raro
verlos en el suelo ya que ambos tienen el nivel necesario para evitar que su
oponente los derribe debido a que la lucha
no es su mayor virtud.

A
pesar de que ambos vienen de caer derrotados en su última presentación suman 22 victorias dentro del octágono. Sólo uno saldrá el próximo sábado
con su brazo en alto ¿Quién ganará la pelea co estelar del UFC 159? ¿Michael Bisping o Alan Belcher?